El secretario general de la Asociación Trabajadores de la Sanidad (ATSA Buenos Aires), Héctor Daer, denunció que las autoridades de algunos geriátricos "le exigen a su personal que viva en esos establecimientos" durante quince días con "la aparente excusa de evitar la propagación del coronavirus". En ese marco, sostuvo que se trata de "una grave vulneración de los derechos laborales".

El cotitular de la CGT expresó que cuidar a esos trabajadores "es cuidar la salud del pueblo argentino" y acotó que "la vulneración de los derechos laborales de tal exigencia significa una práctica ilegal" y advirtió que su sindicato "no permitirá la precarización de las condiciones de labor. Porque ello atenta contra su salud física, mental y emocional. Ese no puede ser el camino para enfrentar a la pandemia", aseveró.

Daer sostuvo que se requieren condiciones seguras para las tareas sanitarias "sin riesgo de contagio y sin resignar derechos fundamentales" y enfatizó que "la intención de algunas autoridades de los geriátricos de esclavizar a los trabajadores es inadmisible".