Después del contundente triunfo del domingo en Córdoba, el gobernador Juan Schiaretti, reelegido para un tercer mandato con el 54% de los votos, retomó hoy su agenda de actividades con bajo perfil y volvió a ratificar que no hay que vincular los resultados locales con la elección presidencial. Sus posibles socios del peronismo no kirchnerista, sin embargo, esperan que estos comicios sean un nuevo envión para el armado de una tercera vía que se convierta en una alternativa a Mauricio Macri y a Cristina Kirchner, por lo que ya adelantaron que ocupará un lugar "central" de cara a octubre.

En declaraciones que brindó a la emisora radial Cadena 3, Schiaretti volvió a aclarar -como en su discurso al celebrar el triunfo- que "no hay que mezclar las cosas. El cordobés que votó ayer para nosotros puede votar a un candidato a presidente de otro partido. Eso nos hace a los cordobeses con una gran cultura democrática". Y agregó: "Es una gran alegría el respaldo del pueblo de Córdoba, pero ya pasó la elección y hay que seguir trabajando. A los cordobeses lo que nos garantiza el progreso es la voluntad de trabajo que siempre tenemos".

Mientras el gobernador recorría obras en la zona de la avenida Circunvalación de Córdoba, en Buenos Aires, el senador nacional Miguel Ángel Pichetto y el ex ministro Roberto Lavagna le adjudicaban la posibilidad de ocupar un lugar "central" en un futuro armado electoral de cara a las presidenciales de octubre.

"Schiaretti es una figura central que puede ayudar a ordenar este espacio tan importante que se está construyendo", declaró Pichetto, antes de ingresar a las oficinas de Lavagna, en el centro porteño, para participar de una reunión junto al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz; y los dirigentes Ricardo Alfonsín ( UCR) y Margarita Stolbizer (GEN).

Además, Lavagna, en un breve diálogo con los periodistas, juzgó que Schiaretti abonó la "idea de evitar la grieta" con el discurso que pronunció cuando anoche quedó confirmado su triunfo, al que definió como "fenomenal y muy contundente".

En cuanto a la posibilidad de dirimir una candidatura presidencial del frente en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), sugerida por el reelecto gobernador cordobés, Lavagna respondió: "Eso ya se verá", aunque aclaró que no había modificado su posición inicial de consensuar internamente el nombre del futuro postulante. 

Pichetto, en tanto, consideró que la victoria del peronismo en Córdoba deja ver que "el gobierno cometió errores en la construcción de la ingeniera electoral" en esa provincia, donde no hubo acuerdo entre los candidatos radicales Mario Negri y Ramón Mestre y compitieron con listas separadas.

Consultado sobre el panorama electoral de Cambiemos, de cara a octubre, Pichetto afirmó que "por ahora es negativo" y advirtió que, si bien las votaciones provinciales "tienen que ver con la realidad local, indudablemente también se va generando un clima" hacia las presidenciales.

Lavagna es anfitrión esta tarde en sus oficinas de un encuentro con Lifschitz, Alfonsín, Pichetto, Stolbizer, Federico Storani y Juan Manuel Casella para avanzar en el armado de un frente amplio de cara a las presidenciales de octubre.

Los resultados en Córdoba

Con 98,8% de mesas escrutadas, y con menos votos que Mauricio Macri en el balotage de 2015, Schiaretti obtenía el 53,9%, mientras que sus principales adversarios Negri y Mestre sumaban 17,78% (357.118 votos) y 10,94% (219.843 votos), respectivamente.

En la categoría para gobernador la fórmula del Frente Hacemos por Córdoba integrada por Schiaretti-Manuel Calvo se adjudicó el 53,97% (1.084.177 votos); en tanto que el segundo lugar fue para la lista Córdoba Cambia, con la fórmula integrada por los diputados nacionales ( Cambiemos) Negri ( UCR)-Héctor Baldassi ( PRO), con el 17,78% (357.118).

El contundente triunfo del gobernador peronista posicionó en tercer lugar a la lista de la Unión Cívica Radical ( UCR), que impulsó para gobernador al intendente de capital y presidente del radicalismo provincial, Ramón Mestre, acompañado por el intendente de Bell Ville, Carlos Briner, al obtener 10,94% (219.843).

Si bien no son pocos, los 576.961 votos que sacaron Negri y Mestre pueden resultar alamarmantes al lado del 1.155.333 votos que obtuvo Mauricio Macri en la primera vuelta de 2015, o en el 1.546.831 votos del balotage ante Daniel Scioli. Es decir 578.372 votos menos que la primera vuelta y 969.870 votos menos que en la segunda.

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos