El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, no decidieron por el momento restringir la cuarentena en el AMBA tras la reunión que mantuvieron este lunes a la tarde con el presidente Alberto Fernández en la quinta de Olivos, pero avanzarán en ese sentido si la tendencia epidemiológica actual persiste.

Fuentes del gobierno de la provincia de Buenos Aires afirmaron a Télam que aprobarán "mayores restricciones" a la circulación y las actividades permitidas en el Area Metropolitana de Buenos Aires ( AMBA), si persiste "la tendencia actual" de incremento de casos y muertes por coronavirus en esa zona.

Según precisaron, la postura fue acordada con la Ciudad, que también acompañaría medidas de restricción.

La actual extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio vence el próximo domingo 28 de junio, por lo que Fernández y los dos mandatarios distritales podrían realizar el anuncio en los próximos días o durante el fin de semana.

"Tomamos al AMBA como espacio único", expresó la fuente, en el sentido de que la medida que se adopte debe ser consensuada, ya que afectará a todos los habitantes de la Ciudad y de los 40 municipios del territorio bonaerense que componen esa área.

También se remarcó el objetivo de "restringir al máximo el uso del transporte para los trabajadores esenciales", agregó la fuente sobre el contenido del encuentro y agregó que otras de las prioridades trazadas fue la de "administrar el número de camas disponibles".

La Ciudad también podría endurecer la cuarentena

Por su parte, Larreta accedió este lunes a acompañar el endurecimiento del aislamiento social y obligatorio en el Área Metropolitana y podría dar marcha atrás con las flexibilizaciones en la ciudad si se mantiene en los próximos días la curva ascendente de casos de coronavirus.

"Los números son preocupantes", admitieron luego del encuentro fuentes del gobierno porteño cercanas al jefe de Gobierno desde el entorno del jefe de gobierno porteño, y alertaron también sobre los niveles de ocupación de camas de terapia intensiva en los hospitales para asistir a pacientes con coronavirus.

Frente a este diagnóstico, la gestión de Rodríguez Larreta admitió que podría dar marcha atrás con las flexibilizaciones del aislamiento que implementó en las últimas semanas en la ciudad, como la apertura de locales de indumentaria y la autorización a salidas deportivas.

El viernes pasado, Kicillof y Larreta se reunieron en la Gobernación bonaerense de La Plata para evaluar medidas, ante el incremento de casos de coronavirus en la región del AMBA, y admitió que estaba en estudio la posibilidad de volver a la fase 1 en la región metropolitana ante el aumento de casos y la preocupación por una posible saturación de las camas de terapia intensiva disponibles.

El parte matutino del Ministerio de Salud de la Nación informó que el domingo fueron confirmados 746 nuevos casos en la Provincia de Buenos Aires y 707 en la Ciudad, sobre un total de 1.581 en todo el país.