El empresario Néstor Otero, concesionario de la terminal de ómnibus de Retiro, se entregó esta tarde ante la Policía Federal luego del pedido de detención del juez federal Claudio Bonadio en la causa por los cuadernos del chofer Oscar Centeno sobre pagos indebidos a funcionarios.

Fuentes judiciales informaron que el empresario se presentó en la sede de la Policía Montada ubicada en la calle Cavia y ya se encuentra a disposición de la Justicia.

Otero ya había sido indagado el 9 de agosto pasado en una primera citación de empresarios y ex funcionarios dispuesta por Bonadio al conocerse la causa por los cuadernos de Centeno, quien trabajaba bajo las órdenes del ex funcionario del Ministerio de Planificación Federal Roberto Baratta.

El pasado viernes, el juez Bonadío rechazó la eximición de prisión presentada por Otero para evitar ser detenido. 

A partir de la detención de Otero, el único que permanece prófugo es Oscar Thomas, del Directorio del Ente Binacional Yacyretá, de quien su abogado Juan Manuel Ubeira también reclama la eximición de prisión.

En primera instancia Bonadio la rechazó y ahora apelaron a la Cámara Federal para tratar de conseguirla.