El Gobierno argentino destacó hoy el "amplio y ambicioso" acuerdo comercial alcanzado entre el Mercosur y la Unión Europea.

Tras 20 años de negociaciones, el Mercosur consiguió finalmente la firma de un Acuerdo de Asociación Estratégica con la Unión Europea, el "más amplio y ambicioso" alcanzado por ambos bloques en toda su historia", dijeron a la agencia NA fuentes oficiales.

El acuerdo fue cerrado por el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie, y el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, junto con sus pares del Mercosur y sus contrapartes de la Unión Europea.

Por su parte, el gobierno argentino señaló que el texto consensuado por ambas partes "asegura los principales objetivos trazados por los países del Mercosur ya que mejora las condiciones de acceso en bienes y servicios a un mercado de 500 millones de habitantes con un PBI per cápita promedio de US$ 34.000"

Asimismo, indicó que "se trata de un hito para la inserción internacional de la Argentina en tanto promueve la llegada de inversiones, genera un incremento del producto bruto nacional en el mediano plazo, aumenta las exportaciones de las economías regionales y la generación de empleo de calidad, consolida la participación de nuestras empresas en cadenas globales de valor, acelera el proceso de transferencia tecnológica y aumenta la competitividad"

En consecuencia, consideraron que "constituye un sello institucional que da carácter permanente a la relación estratégica con la UE, garantizando transparencia, previsibilidad y reglas claras para los actores económicos".

En las negociaciones también participó el secretario de gobierno de Agroindustria, Luis Etchevehere; el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser; y la secretaria de Comercio Exterior, Marisa Bircher.

En el texto consensuado se asegura los principales objetivos trazados por los países del Mercosur ya que "mejora las condiciones de acceso en bienes y servicios a un mercado de 500 millones de habitantes con un PBI per cápita promedio de US$ 34.000", consignó el gobierno argentino.