El Senado tiene en estudio varios proyectos de ley de teletrabajo presentados por legisladores de todos los bloques desde el inicio de la pandemia, aunque el que cuenta con más posibilidades de ser aprobado sin cambios es el que llegó de Diputados hace algunas semanas.

En el Senado la iniciativa será puesta a consideración de la Comisión de Trabajo y Previsión Social esta semana, en conjunto con varios proyectos presentados ante la Cámara desde principios de abril. Al menos una decena de expedientes deberán ser adjuntados al proyecto que fue sancionado por Diputados.

No obstante, el expediente sobre el cual los senadores trabajarán en las próximas semanas será el que tiene sanción de Diputados, mientras que las demás iniciativas serán puestas "a la vista". Si el proyecto llegado de la Cámara baja recibiera modificaciones, entonces deberá volver a Diputados. De todos modos, fuentes del oficialismo aseguraron a Télam que la idea es que la Cámara alta convierta el proyecto en ley para que entre en vigencia inmediatamente.

El dictamen había sido consensuado originalmente entre el bloque del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio y establece presupuestos mínimos para el trabajo a distancia, el derecho a la desconexión, a tener una jornada determinada y el carácter voluntario de esta modalidad de empleo a distancia.

Entre otros aspectos, se considera "teletrabajo" a la tarea que se realiza en forma parcial o total en el domicilio o en lugares distintos al establecimiento de la empresa. El proyecto establece presupuestos mínimos que deben cumplir trabajadores y empleadores y deriva aspectos puntales a los convenios colectivos.

Los teletrabajadores tendrán los mismos derechos (salario, licencias y vacaciones) que aquellos que lo hacen en forma presencial.

La idea es que la ley, una vez promulgada por el Poder Ejecutivo, comience a aplicarse tres meses después de que finalice el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno para mitigar el avance del coronavirus.