A pedido de la comunidad mapuche Lof Lafken Winkul Maipú, representantes de diversas organizaciones conformaron ayer una mesa de diálogo a los fines de buscar una salida al conflicto generado tras la toma de tierras y el posterior desalojo violento por parte de la Prefectura Naval que culminara con el asesinato del joven Rafael Nahuel.

"En el día de hoy se ha constituido la mesa de diálogo solicitada por el Lof Lafken Winkul Maipu, las comunidades autoconvocadas del Pueblo Mapuche y el Obispado de San Carlos de Bariloche para intervenir en el conflicto y lograr un desenlace pacífico a la situación", comienza diciendo el texto.

En el documento los mapuches manifiestan, entre otras cuestiones, su intención de sostener "el control territorial del área y proponen el diálogo para llegar a una resolución del reclamo territorial", solicitan el retiro "de la denuncia de Parques Nacionales" que diera origen al conflicto, "la urgente desmilitarización de la zona", que se garantice la seguridad de las personas que transiten la zona y se ponga "freno a la imputación y a la criminalización de los detenidos que acompañaron a Rafael Nahuel hasta la ruta". Las partes involucradas se volverán a reunir hoy a las 11.