El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, barajó la posibilidad de suspender el fútbol como parte de las posibles medidas “drásticas” que se pueden implementar para detener la segunda ola de coronavirus. Sus declaraciones ocurren en medio de los brotes constantes en los planteles de los clubes de la Liga Profesional y el ascenso. 

“Si empezamos con las excepciones todo el mundo empieza a decir ‘ah, no hay clases, pero hay fútbol’. Si bien es una actividad que tiene protocolos, si la idea es hacer algo drástico, tiene que ser algo drástico para todos, incluso para el fútbol”, explicó el Ministro, en declaraciones televisivas.

Por el momento, el fútbol mantiene su competencia con los protocolos aprobados por el Ministerio de Salud, aunque tuvo que adaptar sus horarios al último DNU presidencial que restringió la circulación en horario nocturno en la región del AMBA.

Por esa razón, AFA y la Liga Profesional no permiten que los encuentros se inicien posterior a las 18:00 en ese territorio, restructurando sus programaciones, con excepción de la Copa Libertadores y Sudamericana, tras un acuerdo alcanzado con la Conmebol. Pese a las medidas de prevención, de los 26 plantes de Primera División, los únicos equipos que no registraron casos en lo que va del torneo son Aldosivi, Godoy Cruz, Newell's, Talleres.

“Un cierre estricto de 15 días”

Para fundamentar su postura, Gollan describió el panorama de la segunda ola como "gravísimo" y habló del colapso de camas en terapia intensiva, el consumo de oxígeno en los centros de salud y la contagiosidad de las nuevas cepas.

"Si no se toman decisiones firmes y avanzamos mientras tanto en la vacunación, la imagen va a ser de saturación completa del sistema", resumió el funcionario bonaerense y agregó que hay “un 85% de ocupación de camas, lo que implica tener hospitales que dé a ratos están al 110 por ciento".

Por esta razón, el funcionario de Axel Kicillof abogó por un “cierre estricto de 15 días” para bajar los casos. Además fue contundente respecto a lo altos niveles de infección del virus que circula en la provincia: "Es terriblemente contagioso. Lo que demoraba unos días en dar síntomas, ahora pacientes jóvenes de 40 a 45 años se mueren”, alertó el ministro.

“Esto no es más de los mayores, le está tocando a todo el mundo. Se instaló con una velocidad terrible y esa es la diferencia con la ola anterior", concluyó Gollan. Argentina reportó en este domingo 15.012 nuevos contagios y 170 muertes, lo que elevan a un total de 2.860.884 casos y a 61.644 decesos desde que comenzó la pandemia en el país el pasado 20 de marzo de 2020. 

De los 15.012 nuevos casos, el mayor número de infectados se registraron en la provincia de Buenos Aires con 6.820 y la ciudad de Buenos Aires con 2.701. Así lo reportó ayer el ministerio de Salud de la nación en su informe actualizado, según el cual hasta la fecha se registran 281.073 casos positivos activos en todo el territorio argentino, mientras que 2.518.167 personas lograron recuperarse.