Los anuncios económicos dados a conocer hoy por la flamante ministra de Economía, Silvina Batakis, generaron cuestionamientos desde sectores cercanos al oficialismo y de los partidos de izquierda, desde donde advirtieron que las medidas "son un ajuste" y clausuran toda "posibilidad de recuperar salarios y jubilaaciones".

Uno de los primeros en salir a cuestionar los anuncios fue el titular de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, al asegurar que una "estabilización económica sin redistribución es ajuste".

"Faltaron las medidas redistributivas porque actúan en base a lo que piensan que Cristina (Fernández de Kirchner) piensa", sumó en diálogo con Futurock, y prometió iniciar un plan de lucha en reclamo de medidas destinadas a los sectores populares.

También el titular de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y secretario adjunto de la CTA Autónoma, Hugo "Cachorro" Godoy, advirtió que los anuncios de Batakis “son medidas de ajuste que van a impactar negativamente en la mayoría de los argentinos”.

Sobre el congelamiento de ingresos de trabajadores al Estado -otra de las iniciativas dadas a conocer hoy por la titular de la cartera de Hacienda-, Godoy aseguró que eso impedirá avanzar “en una medida que ya venía sumamente demorada” como es el pase a planta de 30 mil trabajadores y trabajadoras, compromiso asumido por el Gobierno en diciembre de 2020 y que a la fecha recién se hizo efectivo para unos 4 mil casos.

En esa misma línea se expresó Rodolfo Aguiar, secretario adjunto de ATE, al subrayar que “las nuevas medidas" anunciadas por el Gobierno "son un ajuste y clausuran toda posibilidad de recuperar salarios y jubilaciones”.

Ninguno de los anuncios del Gobierno nacional está orientado "a mejorar el bolsillo de la gente”, advirtió el dirigente gremial, quien dijo que "está claro" que el Ejecutivo "eligió responder a las exigencias de los grandes grupos empresarios" y derribar "las expectativas de la mayoría del pueblo".

En tanto que desde la izquierda, la dirigente del Nuevo MAS, Manuela Castañeira expresó: "Los anuncios de Batakis son un escándalo: ajuste para las y los trabajadores del estado y libertad para los especuladores". 

Castañeira agregó que "las únicas medidas reales que se toman son recortes del gasto estatal que exige el FMI".

En la misma dirección se expresó el legislador porteño del Frente de Izquierda, Gabriel Solano, al afirmar que las medidas configuran "un ajuste fiscal" que responden a los pedidos del Fondo Monetario Internacional ( FMI).

"Para los bancos más tasas de interés, para los trabajadores menos salario, salud y educación", indicó Solano.