El Gobierno salió a colocar tres bonos en euros por 2.500 millones. Equivale a, número redondo, $50.000.000.000. El BCRA los deberá esterilizar a una tasa promedio de 27% anual; es decir, pagará en intereses $13.500 millones. Por los 2.500 millones de euros pagarán de intereses, en el primer año, u$s157 millones (unos $2.700 millones) el Tesoro más los $13.500 millones el BCRA. En total, $16.200 millones o u$s925 millones. Es decir, por una deuda de 2.500 millones de euros a diez años, sólo por intereses se van a pagar el primer año u$s925 millones. Si en lugar de emitir en euros se toma en pesos en el mercado local, el Tesoro podría colocar un bono a diez años con UVA más 5 puntos, que hoy daría un 27/28%. Pagaría de intereses el primer año si la inflación no afloja $13.500 millones. Pero como el Banco Central no va a estar obligado a esterilizar ni los $50.000 millones de la deuda ni los $50.000 millones que absorbería el Tesoro, se ahorraría en pago de intereses $27.000 millones en un año. Seguro que el ministro Caputo también lo sabe.