En la audiencia presencial desarrollada desde la tarde hasta la nochde de este jueves en el ministerio de Trabajo a cargo de Claudio Moroni, se arribó al acuerdo en la paritaria 2020 para los trabajadores de Sanidad.

Con la firma del titular de la cartera laboral, el titular de Fatsa Carlos West Ocampo, el referente de ATSA y cotitular de la CGT Héctor Daer y las cámaras del sector se oficializó "el aumento extra del 14 al 17 por ciento de acuerdo a cada categoría. El incremento total del 2020 será del 36,1 %", reseñaron desde Trabajo a BAE Negocios.

A partir de abril, la categoría más alta del salario básico comenzará a percibir algo más de $75.000, la que le sigue poco más de $60.000  y, la más baja, casi 45.000 pesos.

De esta manera se ratificó la vigencia de los convenios 122, 103 y 108/75 y 459/06 y se definieron las nuevas escalas de los básicos a partir del 1° de abril y consensuaron también que "la diferencia entre básicos vigentes al 30 de junio y nuevas escalas y valores sobre los adicionales se considerarán una gratificación extraordinaria no remunerativa".

Todo hasta el 30 de junio de este año, ya que desde el día siguiente tendrán carácter remunerativo según el acta rubricada en Trabajo.

También participaron de la negociación el secretario de Trabajo, Marcelo Belloti, y la directora de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Gabriela Marcelló.

Conflicto para tres



Trabajo había dictado el 26 de marzo un período hábil de conciliación obligatoria de 15 días ante el fracaso de las negociaciones y el plan de lucha que el gremio activó primero con asambleas en los lugares de trabajo y luego con paros de tres horas por turno.

Daer destacó en ese reclamo "el compromiso de los trabajadores de clínicas, sanatorios, hospitales, institutos con internación, de diagnóstico y geriátricos".

El epílogo de la agitada trama, como ya publicó este diario, dejó al descubierto un conflicto tripartito. Léase no fue sólo una diferencia entre empleadores y gremio, sino que la Casa Rosada fue parte del entramado.

En primer lugar por la pandemia y su segunda ola, como también porque el titular de Atsa y cotitular de la CGT Héctor Daer corporiza la alianza de esa central con el Poder Ejecutivo, razón que no fue obstáculo para que dilatara el pacto salarial 2020 en Sanidad.

 

Acta firmada