Semana de labor para las estructuras sindicales clásicas, sin ecos del espíritu navideño y con gestos de preocupación para el nuevo año. Deberá prestarse atención a reuniones sobre el futuro de la CGT, léase conducción pero también de otros satélites que agrupas sindicatos. Un cisma al estilo 2012 puede ser una de las resultantes si fracasa el capítulo de apaciguar ánimos, egos y tácticas.

La voz del metalúrgico Antonio Caló para expresar que la UOM "es más cegetista que nunca", cotizó tanto como el descontento para alejarse del consejo directivo en la misma jugada. El siempre vigente Hugo Moyano, como el gastronómico Luis Barrinuevo y el metalúrgico vuelven a tener relevancia no como ex jefes de Azopardo o la Azul y Blanca, sino para buscar rumbo más allá del atolladero actual. En Movimiento de Acción Sindical (MASA) también entró en zona de turbulencias, el jefe de la Unión Ferroviaria Sergio Sasia y Guillermo Moser (Luz y Fuerza) son dos de las altas notas del descontento en esa falange del movimiento obrero. La Corriente Federal (CFT) que lideran Sergio Palazzo (Bancarios), Héctor Amichetti (Gráficos) y Horacio Ghilini especula que el Gobierno "está operando para que esta Corriente no capitalice la crisis de triunvirato", subrayó una fuente del sector, donde recordaron además que deberían recordar sus adversarios, el apoyo explícito de Pablo Moyano (Camioneros) para engrandecer ese sector a la estatura de una multisectorial, "como se plasmó frente al Congreso hace semanas, sin un solo incidente".

Más allá de que la reforma laboral es un capítulo cercano pero que hoy no gravita de fondo, también acotaron otras fuentes de la CFT que "la administración Cambiemos subestima a la CGT en su totalidad" respecto de esas modificaciones.

A favor del triunvirato que integran Héctor Daer, Carlos Acuña y Juan Schmid, corresponde recordar que tomar un barco donde muchos pares ni siquiera querían acercarse a la sala de comando. Son criticados por haber sumado a las organizaciones sociales a un frente común contra el actual modelo económico y terminan siendo apuntados por "colegas" en razón de "asociar piqueteros", creando grietas de las grietas sociales "sin chance de reflexión". Escenario que lamentan quienes sustentando a la cúpula de Azopardo refrendan el latiguillo de estrategia política en cuanto a que "las soluciones para el presente no alcanzan con las herramientas sindicales, sino que necesitan de políticas".

En los reproches a las cohesión que planteó el triunvirato en agenda y acción, incluyen la cercanía con las CTA, pero a su vez estas cumplieron su rol de disciplina y respeto orgánico desde el viernes 29 de abril en la multitudinaria movilización por la ley antidespidos, en Paseo Colón e Independencia. Si de lógica se trata, al menos esos reproches no carecen de sustento. Incluso algunos apelaron a la metáfora futbolera de un gesto de Ramón Díaz, como DT de River en la Bombonera. Fue cuando la hinchada xeneize le recordó el descenso al Millonario y Díaz hizo señas de que a él no le alcanzaba ese fenómeno...