Ante la presentación de un proyecto de Juntos por el Cambio para suspender por 180 días las dietas de los senadores, desde el oficialismo desafiaron a los legisladores de la oposición a que presenten una nota para renunciar a los futuros incrementos salariales.

Como una respuesta más a la ley de "Solidaridad Social y Reactivación Productiva", que fue promulgada el lunes último, desde el interbloque que integran el radicalismo y PRO en la Cámara alta anunciaron a través de Twitter que "en el marco del contexto de emergencias aprobado en el Congreso, desde el Interbloque de Juntos por el cambio presentamos un proyecto para suspender por 180 días el aumento de dietas de los senadores nacionales".

Si bien en el Frente de Todos no dieron precisiones sobre si acompañarían un proyecto de estas características, fuentes de ese espacio político señalaron que "si algún legislador quiere renunciar a futuros aumentos salariales no tiene más que avisar" a las autoridades de cualquiera de las dos cámaras. Y dejaron abierta la puerta para hacer algo en ese sentido desde el oficialismo.

El presidente del principal bloque opositor, Luis Naidenoff, señaló: "Entendemos que la política no puede quedar ausente del esfuerzo que se le pide al resto de la sociedad. Sería contradictorio exigir a los jubilados que resignen una porción de sus ingresos mientras que los legisladores nacionales aumentan sus dietas".

El dirigente radical explicó que éste proyecto "suspende por 180 días la aplicación de las fórmulas de movilidad previsional prevista en el artículo 32 de la ley 24.241".

Durante el plazo en que se mantenga dicha suspensión, el Senado de la Nación realizará un estudio a fin de establecer parámetros con criterios objetivos a los cuales deberán ajustarse las actualizaciones de las dietas, indica el proyecto.

La iniciativa contó con la firma de otros senadores del interbloque de Juntos por el Cambio, entre ellos Guadalupe Tagliaferri, Humberto Schiavoni, Carlos Marino, Roberto Basualdo, Claudio Pogi, Silvia Elías de Pérez y Esteban Bullrich.