El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, pidió que los estudiantes del último año de primaria y secundaria vuelvan a clases para que puedan "cerrar bien" un ciclo y pasar "a una nueva etapa de su vida". En una videoconferencia con referentes del Frente Renovador, el excandidato a Presidente aseguró que este regreso "no debería ser un problema" si se aborda con los protocolos necesarios ante la pandemia del coronavirus (Covid-19).

"Los chicos de sexto grado y sexto año de todo el país deberían volver ya a clases", expresó el dirigente oficialista. "Si se aborda solo a un grupo para que terminen y puedan cerrar bien su ciclo, no debería ser un problema. Hay que permitirles cerrar bien a quienes terminan un ciclo y pasan a una nueva etapa de su vida. Debiera de imponernos a todos hacer el esfuerzo", agregó.

Para llevar a cabo esta vuelta a clases, Massa propuso que los alumnos se dividan de a grupos de seis en aulas, patios o salones de actos; que el uso de barbijo sea obligatorio y que se aplique un régimen de distanciamiento entre profesores y alumnos.

“Hay diferentes niveles de gravedad y riesgo sobre los niños y creemos que podemos ir implementando actividades de revinculación social y escolar más allá de aún no abrir las escuelas de manera masiva”, argumentó el funcionario.

Massa durante el encuentro del Frente Renovador

Estas declaraciones de Massa marcan una diferencia con la postura del Gobierno. De hecho, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, rechazó el pedido de la Ciudad de Buenos Aires para que 6500 alumnos volvieran a clases en aulas al aire libre; y declaró que aún no hay fecha estimada para la vuelta a las aulas en la región metropolitana de Buenos Aires.

Respecto de quienes concluyen sus estudios secundarios este año, Trotta había dicho que su cartera estaba "proyectando distintas instancias académicas que permitan el cierre" para "garantizar los aprendizajes" y había deslizado que para el caso de los que egresan en 2020 planeaban "readaptar el calendario 2021" y "extender el ciclo hasta fines de febrero, marzo o abril".

El líder del Frente Renovador les pidió a legisladores e intendentes que trasladen esta idea a los gobernadores y ministros de Educación de sus ciudades. Participaron desde Juan Andreotti de San Fernando hasta Pablo Mirolo de La Banda, Santiago del Estero. En total, había representantes de siete provincias.

La vuelta a clases en CABA y todo el país

Las declaraciones de Massa llegan luego de que el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, insistiera en el pedido este lunes, con el argumento de que “cada día que pasa es un daño irreparable para algunos niños”. Si bien en algunos distritos rurales ya se volvió a estudiar en las escuelas, la disputa por el retorno a clases de manera presencial viene creciendo con más ímpetu entre la ciudad de Buenos Aires y el gobierno nacional.

La postura del Gobierno porteño fue criticada fuertemente por el titular de Educación y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. "No podemos someter a los chicos a experimentos. Lo que hicimos con los chicos que perdieron continuidad es ir a buscarlos a las casas. Lo hicimos en conjunto con la comunidad educativa, con los municipios. No nos quedamos esperando", había disparado el funcionario bonaerense.

Tanto Kicillof como Trotta se mostraron en contra de un regreso a las aulas en CABA

"Estamos llegando al último trimestre y en general hay deserción, sobre todo en la secundaria. Este programa es una respuesta a ese 1 de cada 10 que le costó más y corren riesgo de abandonar. Como es riesgoso y no funcionó ni llevar a los chicos a la escuela, ni a la plazas ni llevarlos a trabajar a la intemperie. Vamos a llevarles la escuela a los chicos. Esto no se arregla con marketing ni con la tele", remarcó el gobernador.

El protocolo de CABA propone que 6.500 chicos vuelvan a las aulas, pero desde Nación aún no le dan el visto bueno. El plan, entre otros puntos, destaca: 

  • los turnos tendrán una duración de 2 horas, pudiendo concurrir hasta 4 veces por semana
  • se escalonarán los horarios de ingreso y egreso a los establecimientos educativos
  • máximo 10 personas por turno
  • los estudiantes concurrirán a las instituciones en la cuales se encuentran escolarizados
  •  en caso de no poder concurrir, por cuestiones ligadas al transporte, se deberá coordinar la asistencia de los estudiantes a un establecimiento educativo de cercanía