En la previa del inicio del debate del proyecto que eleva el mínimo no imponible de Ganancias y de una nueva reunión con  dirigentes sindicales, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, hizo un guiño a los gremios, incorporando uno de los principales reclamos que vienen haciendo los representantes de los trabajadores: la eximición del pago del tributo a los aguinaldos para salarios que no superen el nuevo piso de 150 mil pesos. 

La novedad llega un día antes de que el plenario de comisiones de Presupuesto y Hacienda, que encabeza Carlos Heller; y de Legislación Laboral, que preside Vanesa Siley, comience a tratar la iniciativa de Ganancias, que cuenta con el apoyo de los gremios. Semanas atrás, tanto referentes de la CGT como legisladores de extracción sindical expresaron su acompañamiento pero solicitaron al titular de la Cámara baja que el aguinaldo quede exento de ese impuesto. Luego de algunas consultas con el ministerio de Economía y la AFIP, finalmente se tomó la decisión de acceder al pedido.

Aunque Massa busca que en el debate esté presente también el sector empresarial, la prioridad es dar una respuesta a los trabajadores y sus representantes, con quienes tiene un diálogo más que fluído en un año electoral. 

El líder de los camioneros, Pablo Moyano, también iba a ir con ese mismo reclamo mañana al encuentro que mantendrá con Massa, junto a otros referentes sindicales. Al menos el pedido para eximir de Ganancias al aguinaldo ya no formará parte de la lista de temas a incorporar en la iniciativa, no así otros requerimientos que vienen haciendo desde ese gremio. Más aún, en varias oportunidades solicitaron la eliminación total de ese tributo.  

Ampliar la eximición de Ganancias

 

La dirigencia de la CGT que pasó la semana pasada por el Parlamento planteó además es preciso eximir de Ganancias a las horas extras, los viáticos, las indemnizaciones, los adicionales por trabajar feriados obligatorios y días no laborales, entre otros puntos. En el oficialismo, se comprometieron a incorporar algunos de estos pedidos, por lo que no se descarta que durante el tratamiento en comisiones haya más modificaciones al proyecto. Sin embargo, fuentes del bloque del rente de Todos destacaron que "cualquier cambio estará sujeto a no descuidar las cuentas públicas para no desfinanciar al Estado". 

La iniciativa establece que los trabajadores en relación de dependencia que ganan hasta 150 mil pesos en bruto por mes quedarán exentos de pagar el impuesto. Tampoco lo deberán abonar los jubilados y pensionados que cobren un equivalente a ocho haberes mínimos, es decir, 152.280 pesos.

Otra de las recientes incorporaciones al texto del proyecto para mejorar el bolsillo de los trabajadores es que la implementación del nuevo piso será retroactivo a enero 2021. De esta forma, si el proyecto es aprobado, lo deducido por el impuesto en los primeros tres meses del año será reintegrado en el sueldo del mes de abril.

De la reunión informativa de este martes participarán la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; y el secretario de Política Tributaria del ministerio de Economía, Roberto Arias.