La jueza federal María Servini se excusó de seguir a cargo de la causa por el tráfico de efedrina, por la que está acusado Ibar Pérez Corradi, quien estuvo más de cuatro años prófugo de la justicia. Además de Pérez Corradi, en la causa están acusados el ex titular de la Sedronar Ramón Granero y su segundo, Gabriel Yusef Abboud.

Servini consideró que no podía permanecer en el expediente por una supuesta hostilidad que viene padeciendo desde una de las partes. El nuevo juez de la causa será Sergio Torres, pero en principio el magistrado rechazará la excusación y será la Cámara Federal la que resolverá quién quedará a cargo del tramo final de la causa.