Matías Tombolini reconoce que Horacio Rodríguez Larreta lo tentó para que decline su candidatura y lo apoye. Adelanta que tomará partido en una segunda vuelta pero pide esperar a ver si esa alternativa se concreta. En un futuro cercano ve a Roberto Lavagna como un líder opositor reconocido a ambos lados de la grieta

—¿Cuáles son los problemas más urgentes en la Ciudad?
—La Ciudad necesita gastar menos y bajar impuestos. El contribuyente no puede pagar servicios pero ve pilas de baldosas. Larreta y Lammens dicen que la billetera de la política debe ser más gorda. Ninguno dice "defiendo salud y educación y sobre el resto que se arregle la política para bajarlo".

—¿Cómo calificarías la gestión de Larreta?
—Las obras son indiscutibles. Lo que pasa es que están mal puestas las prioridades. Están bárbaras las plazas, pero ¿hace falta el campeonato del asado? Además hay que ver cuánto cuesta la obra. Larreta no regala nada, usa la plata que le cobra a los porteños.

—¿Cómo ves la performance de Lammens?
—Su mérito es no perder votos de Alberto, como no los perdí yo de Lavagna. La Ciudad realmente elige Presidente porque vota por primera vez junto a Nación desde que es autónoma, porque el PRO pone las reglas como le conviene. Lammens es un dirigente muy interesante, igual que Lousteau, pero voto propio acá tiene Larreta.

—¿Si hubiera un balotaje entre Larreta y Lammens podrías llegar a tomar alguna postura en particular?
—Si, seguramente me voy a expresar, pero primero tiene que suceder la elección.

—¿Cómo analizás la performance de Consenso Federal en las PASO?
—Permite pensar en un crecimiento importante para las generales. Nos terminamos de configurar sobre el cierre de listas, por lo que ahora la campaña va a estar más ordenada. Con una diferencia de 17 puntos, los que votaron a Macri o a Alberto para que no gane el otro ahora van a poder votar por convicción.

—¿Qué camino esperás que tome la coalición a partir de 2020?
—Más allá de que yo creo que tiene alguna chance electoral, tiene la posibilidad de conformar espacios en el Poder Legislativo. Y creo que Lavagna va a ser uno de los líderes de la oposición, valorado tanto en el Frente de Todos como en Cambiemos.

—¿Se parecen las ideas macroeconómicas de Consenso y del Frente de Todos?
—Lavagna cree en el funcionamiento de los mercados y en la protección de la propiedad privada, como demostró durante su carrera. Para él lo que intoxica la economía es la incertidumbre, te invita a construir confianza para que esta ayude a que te organices vos. Pero Cristina diría "esto es un caos, traemos el orden". Te va a decir lo que tenés que hacer, tiene un sesgo dirigista.

—Muchos dicen que Lacunza le está haciendo el trabajo sucio al próximo gobierno. ¿Lo ves así?
—Lacunza es solo un especialista en terapia intensiva, mantiene con vida al paciente. No le está resolviendo nada al que viene. No es ningún héroe, aunque tampoco es villano, eso es cierto.

—Trascendió que te hicieron una "oferta tentadora" del oficialismo. ¿Cómo fue?
—Es una cosa natural. Larreta tiene vocación adictiva en política, sumó al socialismo, al radicalismo y a Espert. Pero estamos comprometidos con nuestros votantes, es el momento de consolidar el proyecto de Lavagna.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos