En una declaración pública en la que por primera vez dejó de ver su optimismo por el rumbo de las negociaciones por la deuda externa de la Argentina, el presidente Alberto Fernández aseguró que vislumbra que, "si se resuelve el problema de la deuda, el despegue de la economía argentina va a ser magnífico" y declaró que Vaca Muerta "tiene un rol central" porque se trata "esencialmente de producción que se exporta y genera divisas para el país".

Hace unos días que se sabe del optimismo que trasluce el Presidente. Si bien no hablaron en detalle de la negociación con los acreedores, él mismo transmitió sus sensaciones en la reunión que mantuvo el miércoles con algunos de los más importantes empresarios del país.

Esta vez, sin embargo, el Presidente habló durante una conferencia de prensa en Villa La Angostura, donde volvió a delinear lo que espera de su Gobierno tras la pandemia de coronavirus (Covid-19) y afirmó que Argentina “necesita prestar atención a lo que le pasa a cada ciudadano en cada rincón del país”.

"Yo vislumbro que si logramos resolver con los acreedores, el despegue de la economía va a ser magnífico", sostuvo el primer mandatario. Y agregó: "Tengo confianza en que la Argentina se va a recuperar con el esfuerzo del Estado, de los trabajadores y de los empresarios". Y remarcó que busca "que el pago de la deuda deje de ser un problema del gobierno de Alberto Fernández, sino que deje de ser un problema de los argentinos".

El Presidente se pronunció así en la localidad de Villa La Angostura, acompañado por el gobernador Omar Gutiérrez, luego de que ambos recorrieran una planta de tratamiento de líquidos cloacales.

Cuarentena

Fernandez habló también sobre la situación extraordinaria vivida por el coronavirus y afirmó que le da a la sociedad la posibilidad de “hacer las cosas distintas”

"Necesitamos pensar en lo que le pasa a cada argentino en cada rincón del país. Digo todo esto porque la pandemia nos da la oportunidad de construir otro país, más igualitario”, describió.

Ya unas horas antes, durante su visita a La Pampa, se mostró convencido de que la economía "se va a recuperar" cuando pase la pandemia de coronavirus y prometió terminar con las desigualdades que "avergüenzan a todos" los argentinos.

En Neuquén, volvió a expresar su confianza en que "un buen capitalismo necesita mejores trabajadores y mejores consumidores" e insistió que "eso exige poner más igualdad en la sociedad".

“Ese contrato social implica diseñar un país con igualdad y más justo, con otro sistema impositivo y una distribución más justa. Eso es pensar la postpandemia”, señaló el jefe de Estado

En cuanto al contexto para nada alentador que se vive hoy por el aislamiento, pidió “a cada argentino que sea paciente”, y remarcó que “hay que ser cuidadosos” a la hora de liberar actividades: "No nos apuremos a la hora de liberar actividades. Confío en el trabajo que hacen los gobernadores”, señaló.

A las pequeñas empresas de la zona dedicadas al turismo, les dijo que "van a tener el auxilio" del Gobierno nacional por la imposibilidad de reanudar sus actividades porque todavía son rubros "propensos al contagio" y consideró que hay que manejarse "con cuidado y con pie de plomo".

Recordó, además, que ya fueron otorgadas "muchas ATP (Asignación para el Trabajo y la Producción)" a algo más de cuatro mil pequeñas y medianas empresas "por un monto de 1314 millones de pesos".