El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, aseguró que "no está en la agenda del Gobierno" la posibilidad de avanzar con una reforma laboral que, entre otros aspectos, facilite los despidos. El funcionario insistió en los acuerdos sectoriales como llave para avanzar hacia una "modernización de las relaciones laborales" dentro del marco normativo actual y para "mejorar la competitividad".

Sica rechazó los dichos del titular de la Cámara de la Construcción. Julio Crivelli, quien reclamó herramientas para "poder despedir sin causa a empleados en todas las industrias y comercios".

“No es que hay que sacar una ley, todos los sectores deben adaptarse y hacer cambios”

"Es una opinión de Crivelli que, si quiere expresarla, puede hacerlo en la mesa de diálogo, pero que no expresa la posición del Gobierno. No comparto la opinión de Crivelli y no está en la agenda que estamos trabajando", señaló.

El ministro planteó que "hay mucho que se puede mejorar dentro del marco legal existente para mejorar la competitividad", y reivindicó el mecanismo del diálogo a través de mesas sectoriales para avanzar en ese sentido.

"Esa es la dinámica; no es que hay una ley que hay que sacar. No es un sistema de un cambio de una vez sino que todos los sectores deben adaptarse y hacer cambios", postuló en declaraciones a AM530. Allí, admitió que, aunque no se trata de una generalidad, "muchas veces" sectores sindicales "han ganado derechos que no les correspondían a través de la pelea, del bloqueo y de las actitudes patoteriles".

"Muchas veces, además, en nombre de la defensa de los trabajadores, terminan haciendo defensas corporativas desde el punto de vista de su gremio, como fue el caso del frigorífico de la semana pasada, que por un tema de encuadre, terminó con dos heridos de bala. No vamos a soportar ese tipo de actitudes", afirmó Sica.