En medio de un creciente malhumor social por la situación económica, que se tradujo en una caída en las encuestas, el presidente  Mauricio Macri estrenó esta semana una nueva modalidad de contacto con ciudadanos a través de videollamadas, aunque en el Gobierno aclaran que esa herramienta no reemplazará a los timbreos del mandatario.

“Si querés que hablemos en vivo por  Instagram, dejá un comentario que diga `Yo quiero hablar!. Vamos a leer todos los que lleguen. ¡Hablamos pronto!”, escribió el mandatario el pasado miércoles en su cuenta de esa red social.

Junto al mensaje, el jefe de Estado publicó un video en el que se recopilaban distintas videollamadas hechas a través de esa modalidad.

La convocatoria se da en medio de la turbulencia económica que afectó la imagen del Gobierno y, principalmente, la del líder del PRO: incluso, los encuestadores registraron que los números que venía teniendo la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, también sintieron el impacto.

Gracias por todos los mensajes que me escribieron en Instagram! Buen fin de semana para todos ����

Una publicación compartida por Mauricio Macri (@mauriciomacri) el

El 19 de mayo pasado fue el último timbreo nacional de Cambiemos y en esa ocasión Macri estuvo dialogando con vecinos en el barrio porteño de Monte Castro junto al jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.

De acuerdo al calendario oficialista, el sábado 23 de junio debía hacerse la siguiente actividad de contacto directo con la ciudadanía, pero las autoridades de Cambiemos optaron por cancelarla debido a que la sacudida cambiaria continuaba afectando al Gobierno.

En ese marco, trascendieron versiones acerca del fin de los timbreos, aunque en la Casa Rosada afirman que se mantendrá la marca registrada tanto en campaña como en años en los que no haya calendario electoral.

“Mauricio sale, pero poco, por un tema de seguridad. De todas maneras, seguramente siga timbreando con la misma regularidad que antes“, señalaron fuentes partidarias a la agencia Noticias Argentinas, recordando que había suspendido su participación en el acto del Día de la Bandera en Rosario por una manifestación opositora.

Consultadas sobre si las videollamadas van a reemplazar a los timbreos, indicaron que este nuevo sistema “se enmarca dentro de las actividades que tiene desde siempre como los mano a mano y las llamadas por teléfono”.

“Son actividades que se complementan entre sí. Cada una es distinta y tiene su particularidad. No se puede reemplazar una con otra”, indicaron.

Las videollamadas por Instagram “apuntan a otro público y genera un contenido visualmente mejor que las llamadas por teléfono, porque se puede ver a la otra persona que es la verdadera protagonista: a Mauricio ya lo conocen todos”, agregaron.