n El ministro de Energía, Juan José Aranguren, precisó ayer que la propuesta del impuesto a los combustibles fósiles vinculado con la emisión de dióxido de carbono (CO2) no alcanzará al gas natural, y por lo tanto se aplicará a los combustibles líquidos mediante un monto fijo contracíclico.

El nuevo esquema impositivo que elaboró la cartera energética forma parte del paquete de reforma tributaria que el oficialismo quiere aprobar antes que termine el año.