Un informe del Instituto del Clima y Agua del INTA advirtió que no se esperan importantes precipitaciones para las siguientes dos semanas. Esto no sólo sigue complicando la situación del trigo sino que demora aún más la siembra de la soja, que pasará para inicios de noviembre.

"Para los próximos 14 días no se esperan lluvias importantes sobre las zonas con déficit", precisó el trabajo, y destacó que "la programación de tareas asociadas a la necesidad de contar con agua en el suelo (fertilización, por ejemplo) se vería atrasada en los lotes que así lo requirieran".

Hace poco la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) indicó que por la falta de agua en la nueva campaña, 6,9 millones de hectáreas serían sembradas con maíz con destino grano comercial, lo que significará una baja de 1,4% en relación al ciclo previo.

La diferencia de 350.000 hectáreas, en comparación con la estimación anterior, pasaría a ser sembrada con soja, con un área expandida de la oleaginosa hasta las 18 millones de hectáreas.

"Los cañones apuntan ahora a una producción de alrededor de 47,5 millones de toneladas para maíz y de más 51 millones de soja en la campaña 2019/2020", dijo el reporte.

Por último, el INTA advirtió que la situación del trigo en Buenos Aires sigue siendo deficitaria en cuanto a humedad en el centro y toda la porción oeste de la provincia, a pesar de que se registraron algunos eventos durante el fin de semana pasado.

Sin embargo se "esperan precipitaciones para el período del 23 al 27 de octubre, las cuales podrían aportar agua a los perfiles y revertir la situación de deficiencia incipiente", destacó el relevamiento.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos