El respaldo de la CGT y otros sindicatos al proyecto de reforma en Ganancias de Sergio Massa tiene un eje: la actualización automática vía RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables/Indec). Los referentes gremiales estiman que la iniciativa, con debate en comisión la semana próxima, dejará fuera del impuesto al sueldo a casi 1.300.000 trabajadores, 200.000 de ellos jubilados si es aprobada.

Suman la luz verde que encendió Massa para que víaticos, horas extras, movilidad, almuerzos, gastos escolares, adicionales por zonas desfavorables y aguinaldos tampoco sufran descuentos como reclamaron el martes en la amplia mesa de diálogo del Salón Delia Parodi del Congreso.

Para enfocar esta cuestión desde diferentes miradas BAE Negocios consultó a un dirigente de la CGT, un economista, un abogado laboralista y un experto en materia de empleo y sociedad.

A modo de prólogo técnico la economista Cecilia González Bonorino ( UBA), integrante del Observatorio de Políticas Públicas de la Undav consideró imperioso “pensar la política tributaria integrada con la política fiscal”. Alertó así que la posible modificación del mínimo no imponible “va a tener efectos en el financiamiento a las provincias, por tratarse de un impuesto coparticipable, y en la recaudación de la ANSES. La cuestión es que el costo fiscal / de oportunidad que implica la medida no lo paguen los sectores más vulnerados”.

Érase una vez

Y si de impuesto al sueldo se trata vale acotar una alternativa que tuvo lugar en tiempos de la CGT que lideró Antonio Caló y ya es anécdota. El secretario de Políticas Económicas y Sociales de esa central, Horacio Ghilini (Sadop) había elaborado un prolijo anteproyecto de modificación a la quita salarial con trazos de economistas de raigambre nacional y popular.

A la hora de elevarlo desde el gabinete de Cristina Fernández, antes de 2015, demoraban cualquier devolución en cuanto a su contenido. Varios funcionarios de la Casa Rosada, Economía y la AFIP se refugiaban en una consideración: “los tiempos políticos y las reformas tributarias, parciales o profundas, no se llevan bien porque son jugadas de riesgo...”

“Son sueldos, no ganancias”

Jorge Sola

Titular del Sindicato del Seguro y de Prensa en CGT

“Para quienes representamos a trabajadores este proyecto es un paso adelante. Nuestro objetivo de máxima es excluir la imputación sobre los salarios. Los sueldos, en ningún modo, son ganancias como pretende la ley original. El salario es ontológica y jurídicamente un valor de sustento vital para el ser humano y su familia. Es imposible considerarlo como una ganancia extraordinaria cuando el poder adquisitivo del mismo cayó un 25 % en los últimos 4 años.

Sabido es que los salarios van en su totalidad al círculo virtuoso del consumo.

Sin olvidar que la inequidad también recae en los haberes jubilatorios expuestos a este tributo. Aun así, elevar el mínimo imponible y establecer una actualización automática según el RIPTE posibilitará dejar fuera de la imposición a cerca de 1.300.000 trabajadores, entre activos y jubilados. Insistimos en que el proyecto que sea votado deberá excluir ítems salariales como las horas extras, viáticos, movilidad, almuerzo, gastos escolares, zona desfavorable y aguinaldo”.

Jorge Sola (CGT) y Martín Kalos, economista

“Otro muerde el parche”

Martín Kalos

Economista, director de EPyCA Consultores

“La CGT está pensando en sueldos, paritarias y complementos salariales que deben quedar fuera de la imputación por Ganancias. En términos conceptuales al tratarse de un impuesto a los altos ingresos deberían estar incluidos. Fuera de cuestiones de léxico hay que decir que existen zonas del país donde se perciben adicionales por zona desfavorables, y como otros agregados a salarios de acuerdo a diferentes actividades con consistencia en sus criterios.

Ahora, esta reforma que se plantea por estos días desde el Congreso no abarca eso.

No imprime homogeneidad de criterios o sustentabilidad al impuesto, lo que hace es aplicar otro parche ya que por decisión política se estima que hay un grupo de trabajadores -de ingresos medios, dentro de los altos- que pasaron a tributar Ganancias luego de no hacerlo durante años.

Surgen dos cuestiones entonces: Quiénes deberían pagar el impuesto a los altos ingresos y cómo hacer para que ahora algunos no paguen e incrementar la posibilidad de consumo

Porque los parches efectuados se reflejan en la velocidad con las cual uno pasa de una escala a otra hasta llegar a la máxima del 35%, porque las las alícuotas están muy comprimidas”.

Salarios luego de 2 pandemias”

Matías Barroetaveña

Ex secretario de Empleo. Director del CEM

"Se ha expresado con acierto que antes del Coronavirus hubo en la Argentina otra pandemia, la gestión que en cuatro años desarrolló Cambiemos, promesa incluída para eliminar el “impuesto al sueldo” del ex presidente Mauricio Macri en campaña.

Los datos marcan no sólo que lo prometido no se cumplió sino que el conjunto de quienes tributan ese ingreso como trabajadores/as tuvo más que brotes verdes.

Ya que en 2016 pagaban Ganancias el 11,6% de los trabajadores y en enero de 2021 lo hizo el 25,5 %, más que elocuentes registros.

A la hora de considerar la posible modificación del impuesto, vía proyecto del titular de la Cámara de Diputados Sergio Massa, es ineludible abarcar las circunstancias que tuvieron lugar desde marzo de 2020 hasta hoy, hablamos de tiempos de pandemia.

De allí que modificar ese tributo salarial se puede considerar como una medida que va hacia los trabajadores registrados, con el mismo sentido que el Gobierno dispuso diferentes mecanismos no sólo para sostener ese sector de empleo como los ATP y los Repro, sino también al IFE, la tarjeta Alimentar y otras formas de contener a los sectores más castigados de la población.

Lo que pueda apreciarse como una baja en la recaudación fiscal, por la eximición del pago de Ganancias desde salarios, deberá mensurarse como dinero que se destinará al consumo y por ende a la recuperación económica del pais mientras seguimos atravesando la pandemia.

Matías Barroetaveña y el abogado laboralista Luis Roa

“Escenario del empleo registrado”


Luis Roa
Abogado laboralista, secretario académico de Relaciones del Trabajo ( UBA)


“El capítulo de adicionales salariales es muy amplio, es central la cuestión del Sueldo Anual Complementario a la hora de las eximiciones. Consideramos relevante también que queden fuera de tributo las horas extras lo cual deriva en una realidad: no son pocos los que prefieren no acceder a esa carga horaria rentada, si el producto de su esfuerzo finaliza en una quita impositiva, los últimos años de la realidad del país lo verifican.

En la iniciativa que tratará Diputados cuya autoría corresponde a Sergio Massa y fue el eje de la reunión del titular de la Cámara Baja con los sindicatos en el Congreso, se considera a los trabajadores registrados y que revisten bajo convenio.
No deja de ser una obviedad pero corresponde remarcar que en esta cuestión no ingresa el sector informal de la economía. El núcleo central entonces lo apreciamos en los trabajadores convencionados, sobre todo las categorías más altas, y dentro de quienes se encuentran “fuera de convenio”, pero registrados en que se ubica el personal jerarquizado.
Los reclamos de los sindicatos, corresponde destacar, apuntan también a sectores del interior del país, como la Patagonia y otras regiones, cuando la CGT menciona en su comunicado el adicional de zona desfavorable. Si se permite apelar a un concepto delicado como el “alivio fiscal”, la modificación del denominado impuesto al sueldo será apreciable en los ingresos medios y los salarios jerarquizados”.

Más notas de

Luis Autalan

Trabajo doméstico en pandemia, la OIT reclamó protección y seguridad para las mujeres

"Proteger la vida, preservar y mantener la integridad psicofísica de trabajadoras/es", exaltó la OIT

Ayuda oficial para los trabajadores gastronómicos independientes

Ayuda oficial para los trabajadores gastronómicos independientes

Un frigorífico denunció a sus trabajadores por estafa

"La empresa anunció un cierre que sólo fue humo mediático, hoy trabajan normalmente", denunciaron los trabajadores

Construcción cerró por el 35% y se consolida la nueva pauta paritaria

Acuerdo en construcción para 350.000 trabajadores (Foto: Pablo Villán)

La UOCRA también llegó al acuerdo en su Paritaria 2021

El sindicato que comanda Gerardo Martínez comprende a 350.000 trabajadores registrados

Conciliación obligatoria en el conflicto de choferes de larga distancia

"Hay gremios más picantes durante gobiernos peronistas", deslizan en el Gobierno

El sistema de salud está estresado, alertó Héctor Daer

El referente de Sanidad dijo que habló con Santiago Cafiero sobre la Crisis Covid

Paritaria UOM 2021 acuerdo y mix salarial que puede marcar tendencia

185.000 trabajadores son el núcleo laboral que accede a la mejra de sueldos

La paritaria UOM 2021 a las puertas del acuerdo, resta pactar el texto final del convenio

En la UOM destacan que la mecánica del acuerdo para que se perciba en la quincena de este mes

Cerca de cerrar con 35% su Paritaria 2021, la UOM se aleja de la pauta oficial del año

La negociación metalúrgica vuelve a ser referencia de otros gremios