La jueza federal María Servini quedó a cargo de investigar una denuncia por supuesta defraudación en la contratación de la empresa Smartmatic para el escrutinio provisorio en las elecciones presidenciales de 2019, según resolvió la Cámara Nacional Electoral. El Tribunal intervino en un conflicto de competencia entre la magistrada y el juzgado federal 11 porteño, informaron fuentes judiciales. Los jueces decidieron que la denuncia sea investigada por Servini, quien es jueza federal con competencia electoral en el distrito. "Se denuncia la posible comisión de un ilícito tipificado en el Código Penal de la Nación, en el marco de las contrataciones efectuadas con el fin de la realización del escrutinio provisorio", explicaron los camaristas.