El diputado nacional Martín Soria, designado como nuevo ministro de Justicia, afirmó hoy que una de sus "aspiraciones" como titular de esa cartera "es terminar con el 'lawfare'" y "desarmar la mesa judicial que funcionaba en el despacho de Mauricio Macri".

"Conmigo no van a contar para recibir a escondidas a jueces y fiscales", dijo Soria esta mañana en declaraciones en Radio 10, en las que agregó: “Tenemos una Corte que fue complaciente cuando algunos camaristas tiraron todo lo que aprendimos en la facultad por la ventana”.

Sobre el reclamo por una reforma judicial feminista que se alzó el último 8 de marzo y el señalamiento de las fallas en la Justicia en la acción sobre los femicidios, Soria indicó que "al ver toda la estructura del Poder Judicial, un 56% son mujeres pero en la escala, sólo un 31% llegan a grandes cargos. Es decir, es una Justicia que tiene una deuda pendiente con el género".

Previo a la entrevista, el diputado advirtió que  buscará "garantizar que los servicios de justicia en nuestro país sean más eficientes, inclusivos e igualitarios; para avanzar en una transformación conceptual que ubique a la Justicia de cara a los ciudadanos y ciudadanas".

El patagónico replicó las palabras de Alberto Fernández y añadió en su cuenta de Twitter: "Como sostuvo el Presidente reiteradamente, Argentina necesita que el Estado de derecho funcione a pleno, y para eso necesitamos una Justicia que se corresponda con ese Estado de Derecho. Ese, entonces, será nuestro principal objetivo. Como servidor público, voy a perseguirlo con rigurosidad profesional y con la firmeza y constancia propias de aquellos que sentimos pasión por la política".

Nota en desarrollo