El Gobierno nacional decidió enviar un nuevo vuelo a Rusia mañana para traer vacunas Sputnik V tras los dos primeros viajes donde se transportaron 300 mil unidades de la primera dosis y la misma cantidad de una segunda dosis la semana pasada. Aún no se conoce el horario de partida.

Desde el 24 de diciembre, día que arribó a la Argentina el primer vuelo de Aerolíneas Argentinas con la vacuna Sputnik V, el Gobierno comenzó el operativo de vacunación que completó la primera etapa de logística con el segundo vuelo que regresó el sábado pasado con las dosis para completar la inmunidad.

Las primeras dosis fueron para los trabajadores de la salud, pero las nuevas vacunas que ingresen al país tendrán otro alcance: la Provincia de Buenos Aires anunció que desde la próxima semana se comenzará a vacunar a los docentes en miras al regreso de las clases en marzo.

Sputnik V: ¿Cómo será el vuelo para traer vacunas?

Aún no se conoce el horario de partida pero la agencia Télam consignó que el número de vuelo será el AR1602 que partirá desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza sin escalas hacia el aeropuerto Sheremétievo de la capital rusa. En el avión irán 10 tripulantes , entre pilotos y copilotos, despachantes, técnicos y personal de carga.

Tampoco se confirmó la cantidad de unidades que traerá el avión en esta oportunidad. El ministro de Salud, Ginés González García, aseguró que ya están disponibles 5 millones de dosis en Rusia para trasladar a la Argentina. La cantidad de vacunas a traer "dependerá del volumen de los envases", indicaron las fuentes a Télam. 

Hay tres formas distintas de traerlas: con los Thermobox, como se hizo en los dos primeros viajes; en cajas o en containers refrigerados; en todos los casos a 18 grados bajo cero y con 60 horas de autonomía. "Según el envase que se use se sabrá la cantidad de vacunas", indicaron las fuentes y señalaron que dependerá de los que empleen las empresas a cargo de los embalajes. 

Con el primer método pueden entrar unos 600.000 vacunas por vuelo, las cajas tienen más volumen y por consiguiente menos cantidad, y los containers refrigerados albergan menos volumen y mayor cantidad.