El vuelo 1061 de Aerolíneas Argentinas ya despegó este viernes desde el aeropuerto internacional de Moscú-Sheremétievo a las 00:33 hora local (18:33 hora argentina) hacia Buenos Aires para traer al país una segunda tanda de 300.000 dosis de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V.

La aeronave llegó a Moscú a las 18:23 hora local proveniente de Buenos Aires y permaneció en la terminal durante seis horas mientras aguardaba la estiba de los medicamentos, que fueron almacenados en la bodega.

Cuándo vuelve de Rusia el segundo avión con la Sputnik V

El regreso estaba pautado a las 23:55 hora local, pero el avión despegó unos minutos más tarde y se prevé que aterrice el sábado a las 12:20 en el aeropuerto de Ezeiza.

De este modo, el Airbus 330-202 enviado a Rusia volverá a Buenos Aires 39 horas después de haber despegado de territorio argentino.

En el vuelo de Aerolíneas viajan cerca de 20 personas. Se trasladan tres tripulaciones completas, cada una integrada por un comandante y dos copilotos, más un piloto de refuerzo.

Los acompañan un despachante de carga, que coordinó la estiba y realizó los trámites pertinentes en la terminal, y otro de operaciones, responsable de la planificación del vuelo, de controlar el peso de la aeronave y de supervisar la carga de combustible.

Al no tener representantes en Rusia, Aerolíneas Argentinas envió además dos técnicos de vuelo para solventar cualquier incidencia, además de un tripulante de cabina.

La segunda dosis de la vacuna rusa

Este segundo vuelo de Aerolíneas Argentinas traerá al país la segunda dosis de la Sputnik V, para asegurar el 91,4% de eficacia al que llega el antídoto. 

El primer vuelo, que había regresado el 24 de diciembre pasado, trajo únicamente 300.000 frascos de la primera dosis. Hasta el momento, según cifras oficiales, ya fueron inoculadas más de 200.000 personas, pertenecientes al personal de salud.

La llegada del segundo avión permitirá avanzar con la aplicación de la segunda dosis en estos individuos. 

Esta semana, la viceministra de Salud, Carla Vizzotti, afirmó que el Gobierno estudiaba la posibilidad de dar una sola dosis de la vacuna rusa en el doble de personas para abarcar a un mayor número de gente. 

Sin embargo, la idea fue criticada por la oposición e incluso generó polémica dentro de la Casa Rosada, por lo que un día después la propia Vizzotti aclaró que se seguiría adelante con el plan original de dar dos dosis a cada persona.

Cuándo llegan las demás dosis de la vacuna rusa

Argentina recibirá durante el transcurso de este mes otros cinco millones de dosis de la vacuna Sputnik V, y para febrero espera otras 14,7 millones, de acuerdo al contrato firmado el pasado 9 de diciembre por el Gobierno de Alberto Fernández y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF).

Aerolíneas Argentinas prepara para las próximas semanas otros vuelos que traerán el resto de las dosis del antídoto, probablemente desde la India o Corea del Sur.

En esa ocasión se transportarán millones de vacunas, así que es posible que se modifique la cabina de pasajeros para aumentar la capacidad de carga de la aeronave, según indicaron desde la empresa a esta agencia.

Argentina comenzó el 29 de diciembre la campaña de vacunación por la que empezaron a ser inmunizadas las primeras 300.000 personas con el antídoto desarrollado por el Centro Gamaleya.

En total Argentina se comprometió a adquirir 20 millones de dosis de la vacuna Sputnik V.

Las negociaciones por otras vacunas

El Ejecutivo argentino compró, en paralelo, 22,5 millones de vacunas a AstraZeneca-Oxford.

También requirió otras nueve millones de vacunas a través del mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud, que pretende establecer una cooperación multilateral para facilitar el acceso equitativo a las vacunas disponibles.

En total, la actual administración gestionó la compra de 51,5 millones de dosis para vacunar a 26 millones de personas.

El Gobierno lleva adelante negociaciones con otros proveedores, entre ellos con el laboratorio estadounidense Pfizer y con China.