Ante el anuncio de nuevas medidas de fuerza a realizarse hoy en las Líneas C y D del subte, la empresa concesionaria Metrovías elevó a 82 el número de telegramas de suspensión enviados a sus empleados debido a la ocupación de instalaciones, apertura de puertas de emergencia y/o liberación de molinetes para facilitar la evasión, o directamente impedir la normal prestación del servicio", indicó la empresa. Y agregó que no atenta contra el derecho a huelga, porque realizaron acciones ilegales.