El Senado aprobó este jueves dos proyecto de ley destinados a limitar las tasas de interés por mora aplicadas por las empresas de servicios públicos, entidades bancarias, tarjetas de crédito, servicios de medicina prepaga y empresas privadas de servicios en general. Uno de ellos incluye perspectiva de género ya que hace mención a un ítem especial para mujeres.

Ambas iniciativas, que ahora debe tratar la Cámara de Diputados, fueron aprobadas por unanimidad (38 a 0) por los votos de los legisladores del Frente de Todos, ya que los senadores de Juntos por el Cambio anunciaron inicialmente que iban a votar en contra pero, finalmente, se ausentaron.

Los proyectos buscan limitar la tasa de interés que se les cobra a los usuarios por mora en el pago de las facturas para que, en general, "sea la tasa pasiva para depósitos a 30 días que establezca el Banco de la Nación Argentina".

También prohíben "imponer cargos extras" a las tasas de interés como cargos de reconexión, gastos administrativos. Impone, además, "el plazo de vencimiento en una fecha que no sea anterior al día diez de cada mes".

Ambos proyectos coinciden en que deben adecuarse las tarifas mensuales "a un promedio anual".

Servicios privados

Una de las iniciativas pone el foco en limitar los intereses por mora aplicadas por los bancos, las tarjetas de crédito, los servicios de medicina prepaga y las empresas privadas de servicios, al sostener que "en ningún caso podrán exceder la tasa pasiva para depósitos a treinta días del Banco de la Nación Argentina, correspondiente al último día del mes anterior a la efectivización del pago, no pudiéndose cobrar ningún tipo de cargos extras por gastos administrativos, intereses punitorios o cualquier otro concepto".

Esta iniciativa cuenta con perspectiva de género y toma en cuenta la brecha de ingresos entre hombres y mujeres, ya que establece que "si la consumidora fuese mujer la tasa de interés compensatoria se reducirá en un diez por ciento respecto de la tasa aplicable respecto a los demás usuarios", según los fundamentos de la iniciativa.

La "fecha del primer vencimiento de las facturas de todos los servicios" mencionados "no podrá ser anterior al día 10 de cada mes". Asimismo, las empresas que en el plazo de 30 días desde la publicación de la ley no adecuen su facturación a la tasa de interés por mora serán sancionadas.

En todos los casos se deberán otorgar a los usuarios particulares "planes de facilidades de pago para cancelar las deudas", con una tasa pasiva para depósitos a treinta días del Banco Nación y un plazo mínimo de seis cuotas.

Servicios públicos

Para las empresas de servicios públicos, en tanto, se establece que cuando se facture "en un período consumos que exceden en un 75 por ciento el promedio de los consumos correspondientes al mismo período de los dos años anteriores se presume que existe error en la facturación".

"Para el caso de servicios de consumos no estacionales se tomará en cuenta el consumo promedio de los últimos doce meses anteriores a la facturación. En ambos casos, el usuario abonará únicamente el valor de dicho consumo promedio", remarca otro de los proyectos.

La tasa de interés por mora, igual que en el otro proyecto, no podrá exceder la tasa pasiva para depósitos a treinta días del Banco Nación. En ese sentido, también se mantiene que la fecha del primer vencimiento de las facturas no sea anterior al día diez de cada mes.

Asimismo, "las empresas prestadoras de servicios públicos domiciliarios cuyas tarifas sufran variaciones estacionales en virtud del aumento en su consumo deberán adecuar las mismas a efectos que los usuarios abonen una suma promedio similar durante todo el año. Esta adecuación no podrá generar ningún tipo de recargo ni interés".

Tanto las sanciones por incumplimiento de las empresas prestadoras de servicios públicos domiciliarios como los planes de pago, son similares en ambos proyectos de ley.