Los taxis, remises y transportes escolares de La Plata podrán prestar servicios de delivery durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio con el objetivo de "motorizar la economía local", según una ordenanza aprobada este miércoles en el Concejo Deliberante local.

La iniciativa, impulsada por el intendente Julio Garro, fue sancionada durante una sesión por videoconferencia que realizaron los ediles de la capital provincial.

La propuesta contó con el respaldo de la Asociación Taxistas, Peones y Choferes, la Asociación Civil de Repartidores Independientes y por la Federación Argentina de Remises.

Según la ordenanza, los taxis, remises y transportes escolares habilitados por el municipio podrán sumarse a las tareas de delivery, flete y entrega a domicilio, para lo cual deberán cumplir con los protocolos y disposiciones sanitarias establecidas.

La ordenanza expresa que “la habilitación establecida solo abarca insumos u objetos producto de las actividades autorizadas por la comuna”, en tanto que “las tarifas establecidas para dicho servicio deberán ser las actuales vigentes al momento de sanción de la ordenanza”.

De acuerdo a la ordenanza, el servicio solo podría prestarse de 8 a 24, mientras que fuera de esa franja horaria deberá acreditarse la urgencia, según disponga la reglamentación.

Además determina que “quienes conduzcan los vehículos no pueden encontrarse en los grupos de riesgo”, y se estipula que “de hallarse en dicho agrupamiento deberán presentar obligatoriamente un certificado médico ante la autoridad de aplicación que determine el Poder Ejecutivo".

Por su parte, el intendente de La Plata explicó que “hoy, nuestra principal preocupación es cuidar la salud de todos, pero también sabemos que hay muchos sectores que están atravesando un momento muy difícil".

En este mismo contexto, agregó que "por eso estamos trabajando en diversas medidas que permitan reactivar la economía, como en este caso redistribuir el funcionamiento del transporte público, sin dejar de cuidar a los platenses”.

Respecto de las condiciones de atención y entrega, Garro advirtió que se realizarán “todos los controles que sean necesarios para garantizar que los protocolos se cumplan”.