Un conflicto potente se detonó entre el Grupo De Narváez y el Sindicato de Camioneros que lideran Hugo y Pablo Moyano. El ministerio de Trabajo de la Nación intervino y fijó la conciliación obligatoria por 15 días hábiles en la puja que abarca a los trabajadores de Walmart (hoy Dorinka SRL) y convocó a las partes a una audiencia por videoconferencia el lunes 29 a las 11.

La empresa, horas antes de la tregua obligada, calificó de "ilegítimo" el conflicto denunciando que Camioneros bloqueó su centro de distribución ubicado en la localidad bonaerense de Moreno. Argumentan que el sindicato pretende lograr el despido de 500 empleados de ese establecimiento para después "indemnizarlos y volverlos a contratar con la misma antigüedad".

Dorinka es la nueva razón social de la ex Walmart desde noviembre de 2020, cuando el grupo que encabeza Francisco De Narváez se hizo cargo de todos los establecimientos de la firma en el país.

La cartera laboral al mando de Claudio Moroni intimó al sindicato a "dejar sin efecto toda medida de acción directa que estuviesen implementando y/o tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual".

Para la razón social la conciliación implica "abstenerse de tomar represalias de cualquier tipo con el personal representado por la organización sindical y/o con cualquier otra persona, en relación al diferendo aquí planteado, así como también a otorgar tareas en forma normal y habitual".

Fuentes de Trabajo acotaron a BAE Negocios que se instó a la empresa, para que ante la continuidad de la pandemia "extreme todas las medidas de higiene y seguridad para preservar la salud psicofísica de los trabajadores y las trabajadoras".

La conciliación dictada también apuntó a que el trabajo en esa compañía se desarrolle "en condiciones adecuadas de salubridad, dando cumplimiento con todas las normativas, protocolos y/o cualquier otro instrumento dictado por las autoridades competentes, y/o por otros órganos conformados a tales fines".

La ex Walmart cuenta con 92 locales en 22 provincias y más de 10.000 empleados según lo detalló en una solicitada publicada bajo el título: "Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada", donde apuntó a Camioneros en forma directa. "En las últimas dos semanas nos vimos condicionados por recurrentes medidas de fuerza encubiertas, que provocaron una caída del 75% en distribución de alimentos básicos y desabastecimiento de productos esenciales a más de un millón de familias".