La tensión escaló esta tarde en el Obelisco porteño cuando integrantes de la Policía de la Ciudad impidieron, con gases lacrimógenos, la instalación de una carpa de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, con la que esta organización social buscaba dar refugio, colchones y comida a gente en situación de calle. Luego de los incidentes, que dejaron dos detenidos, la policía se retiró del lugar alrededor de las 18:30.

La CTEP había anunciado el domingo que hoy, en el contexto de los festejos por el Día de la Independencia, llevaría a cabo una jornada de protesta con ollas populares y con la instalación de una "carpa refugio" en 9 de Julio y Corrientes, para dar cobijo a personas sin techo. Integrantes de la organización liderada por Juan Grabois habían señalado, además, que planaban quedarse "sin plazo", hasta que el clima frío de estos últimos días mejorase. 

Sin embargo, esta tarde, alrededor de las 17 horas, fuerzas del cuerpo de Infantería de la Policía de la Ciudad impidieron la instalación de la carpa, reprimiendo con gases lacrimógenos. Según reportó NA, los manifestantes respondieron arrojando pideras, aunque Grabois afirmó luego que él no vio volar "ni medio piderazo".

En ese sentido, en declaraciones a Crónica HD desde el mismo Obelisco, Grabois negó que pretendieran la instalación directa de la carpa y adujo, en cambio, que estaba pidiendo permiso al Gobierno de la Ciudad para instalarla y que en ese momento comenzó la represión, por lo que la CTEP "nunca hizo nada ilegal".

Según el líder de la organización social, mañana habrá una mediación con el Defensor del Pueblo de la Ciudad en la que pedirán un lugar para armar la estructura. "Si no quieren que los pobres estén en la 9 de Julio podemos instalarla en otro lado", lanzó con tono irónico.

Los incidentes dejaron dos detenidos, que, según Grabois, no se tratarían de integrantes de la CTEP sino de chicos que se acercaron a buscar comida.

El líder social denunció la represión policial en las redes sociales.