La conducción nacional de Juntos por el Cambio resolvió postergar la habitual reunión por videoconferencia de los lunes, a fin de pasar a partir de ahora a encuentros cada 14 días, en lugar de semanales.

Si bien no se informaron los motivos sobre el cambio de frecuencia de estos encuentros, lo cierto es que esta modificación evitó realizar la reunión luego de que surgieran nuevas tensiones dentro de la coalición opositora tras la reaparición pública de Mauricio Macri, quien dio varias entrevistas a los medios durante la última semana.

En la coalición opositora hizo ruido especialmente la declaración del ex mandatario acerca de que no debería haber delegado en el "ala política", identificada con Rogelio Frigerio y Emilio Monzó, la negociación de su gobierno con el peronismo.

En medio de esa situación, la postergación de la videollamada sirvió para demorar que dirigentes de ambos bandos, "duros" y "moderados" vuelvan a verse las caras.

De hecho, el sector "duro" dejó entrever que pretendía en el próximo encuentro avanzar con la idea de sumar presión al Gobierno para comenzar a levantar la cuarentena, pero eso generaba desacuerdos con uno de los principales referentes de los "moderados", el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien no quiere romper el diálogo con la Nación y la Provincia.

En la última reunión virtual, celebrada el martes de la semana pasada, un día después del "banderazo" del 12 de octubre, Larreta fue precisamente el gran ausente, por "problemas de agenda". Sin embargo, esto fue interpretado como un gesto político dado que también se había ausentado de la videoconferencia inmediatamente posterior al banderazo del 17 de agosto pasado.

Las tensiones entre el "ala dura" y el "ala moderada" de Juntos por el Cambio volvieron a aflorar este mismo lunes, cuando la mano derecha de Monzó en el Congreso hasta 2019, el ex diputado Nicolás Massot, dijo mostrarse "sorprendido" por las declaraciones de Macri, críticas para con los "filoperonistas" del espacio, y agregó que el ex mandatario "subestimó" al "ala política" durante su gobierno.

Además, el titular de la Coalición Cívica-ARI en la provincia de Buenos Aires, Andrés De Leo, dijo que Macri "claramente no es el líder ni el referente de  Juntos por el Cambio".