El gobierno de Tierra del Fuego cuestionó la nominación del ex coronel británico Geoffrey Cardozo, uno de los responsables de la construcción del cementerio de Darwin, al Premio Nobel de la Paz: “Es inadmisible galardonar el accionar británico posterior al Conflicto del Atlántico Sur”, expresó el secretario de Malvinas, Antártida, Islas de Atlántico Sur y Asuntos Internacionales. Las autoridades fueguinas enviaron una carta a la Embajada de Noruega manifestando su malestar por la decisión

Dachary recordó que en el año 1982, como "represalia" a la negativa de la Argentina a aceptar la “repatriación” de los cuerpos de los soldados caídos el gobierno de Margaret Thatcher ordenó que los restos de nuestros soldados sepultados en los distintos campos de batalla, fueran exhumados y vueltos a sepultar en un solo lugar

Para el funcionario provincial en ese tratamiento que recibieron los caídos en Malvinas “se evidencia una violación manifiesta del derecho internacional humanitario”. En la nota enviada a la embajada noruega se señala que de concretarse la entrega del Premio Nobel de la Paz, “se estaría premiando a un individuo que contribuyó a un innecesario y dilatado sufrimiento de los familiares de los soldados caídos”.

“El encomendado por el gobierno británico para cumplir con esta orden, fue el ex Coronel británico Geoffrey Cardozo, el mismo que hoy, pretendiendo distorsionar la historia y los hechos, es postulado para la obtención de uno de los premios más prestigiosos de la humanidad”, señalaron las autoridades de Tierra del Fuego. 

¿Quién es Geoffrey Cardozo?

El oficial retirado de la armada británica fue el responsable de haberle dado sepultura en 1983 a los argentinos caídos durante la guerra. La tarea derivó en la construcción del cementerio de Darwin. Luego participó del Plan de Proyecto Humanitario destinado a la identificación de los cuerpos que anteriormente yacían bajo la placa “Soldado argentino sólo conocido por Dios”.

Por su tarea en 1983, Cardozo había sido nombrado como Comendador de la Excelentísima Orden del Imperio Británico (CBE), un reconocimiento otorgado al liderazgo a nivel regional o por una contribución distinguida e innovadora en cualquier área. 

En 2008 Cardozo le entregó al excombatiente argentino Julio Aro información fundamental para concretar la identificación de los caídos argentinos. Con estos datos, Aro creó en 2009 la Fundación No me olvides, una iniciativa dedicada a ubicar e identificar los restos mortales de los combatientes argentinos enterrados en el Cementerio de Darwin.

Debido a esta colaboración entre ambos, Cardozo ya había sido postulado al Premio Nobel de la Paz, junto a Aro, por parte de la Universidad Nacional de Mar del Plata en 2019.