El ministro de Desarrollo Comunitario de Buenos Aires, Andrés Larroque, sostuvo hoy que la toma de terrenos en Guernica obliga al gobierno provincial a "ser creativos" para resolver el problema antes del desalojo que ordenó la Justicia e instó a buscar una solución para "todas las familias".

Al respecto, el funcionario reveló que en la ocupación participan "organizaciones de izquierda" con las que venían trabajando hasta que la semana pasada "se rompió el diálogo".

"Quienes se presentan en la toma abiertamente son organizaciones de izquierda, venimos trabajando con ellos hasta que en la semana pasada hubo una ruptura en el diálogo", sostuvo en declaraciones a La990.

El ministro anticipó que "500 familias ya se registraron" para desalojar el predio de 100 hectáreas y agregó que  la toma los obliga "a ser creativos en la acción política. Tenemos que buscar una resolución conjunta para todas las familias", precisó.

Sobre el problema de la vivienda, Larroque dijo que "hay una brecha muy grande entre la capacidad de oferta del Estado y la demanda" y en esa dirección, destacó que "el martes pasado Kicillof lanzó un plan general de hábitat y vivienda para los próximos tres años" porque -señaló- "este es un problema estructural".