La Federación Obreros Empleados Panaderos y Afines de la Provincia de Buenos Aires (Foepa) y la Federación Industrial Panaderil bonaerense (Fippba), la cámara empresaria del sector, acordaron una recomposición salarial del 10% para este año.

La misma se abonará en 2 tramos, un 5% en noviembre y 5% en febrero de 2022, con lo cual el registro paritario 2021 de los trabajadores/as panaderos alcanzó un 40%, según expresaron desde el sindicato.

Ambos tramos serán remunerativos, por lo que se incluirán en el salario básico al momento de hacerse efectivos.

Con esos 40 puntos porcentuales los panaderos de la Provincia acceden al piso de pauta salarial que se negocia por estos días, respecto a la premisa que declama el Gobierno Nacional para que “los salarios no queden debajo de la inflación”.

En tal sentido la herramienta para definir tal premisa es la cláusula de revisión.

En efecto, sindicalistas y empresarios se comprometieron para reactivar la mesa paritaria 2021 en la primera quincena de diciembre, “a fin de evaluar la marcha del proceso inflacionario, el costo de vida y la pérdida del poder adquisitivo del salario”.

Paritaria del año

El sindicato panadero bonaerense y la cámara habían ya convenido un 30% de mejora para la primera mitad de este año, por lo que el nuevo acuerdo alcanzó el 40%.

Desde allí expresaron su compromiso para consolidar “una gestión dedicada a la defensa genuina de los intereses de los trabajadores que permitió concluir la negociación de 2021 con la puesta en valor del poder adquisitivo salarial”.

En rigor de la pandemia que se inició en 2020, desde esa organización sindical le subrayaron a este diario que “sólo con el compromiso del Gobierno, los gremios y los empresarios permitirá conquistar la tan ansiada justicia social para todos los trabajadores argentinos”.