El presidente Alberto Fernández asumió el compromiso formal para que los trabajadores y trabajadoras informáticos accedan a su negociación paritaria. El pasado fin de semana durante un plenario de delegados de la Asocación Gremial de Computación (AGC), el Jefe de Estado hizo llegar un saludo a sus integrantes y expresó “Yo se la lucha que ustedes están encarando. Les prometo que voy a trabajar, y antes de que deje de ser Presidente ustedes van a estar sentados resolviendo la paritaria de los trabajadores de la computación”, les dijo Fernández.

En ese mensaje que remitió al titular de la ACG, Ezequiel Tosco y sus representados/as, el Presidente también realzó la labor de ese gremio. “Se que ustedes están incursionando en una nueva actividad que para muchos es bastante desconocida. Pero también es cierto que se ha vuelto una condición indispensable para vivir tanto el desarrollar la computación y su conocimiento”.d

En el marco de una semana política que fue signada por los dichos del juez de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz, Alberto Fernández citó palabras de María Eva Duarte de Perón. “Como diría Evita: ‘donde hay una necesidad hay un derecho’ por lo tanto los argentinos tienen derecho a prepararse capacitarse y desarrollar el trabajo de los informáticos y de quienes trabajan en la computación”.

En cuanto a las repercusiones del mensaje presidencial Ezquiel Tosco le aseveró al portal Infogremiales, “para nosotros es una alegría y lo tomamos con mucha esperanza”.

Trabajo

La ACG forma parte de Las 62 Organizaciones, dentro de ese gremio se desempeñan entre 132.000 y 137.000 personas en todo el país. Están abocados al reconocimiento de su organización sindical y el Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) es una herramienta decisiva a tal efecto. A la fecha es una de las pocas actividades privadas en las cuales tanto los sueldos como las condiciones de trabajo no se resuelven a través de la negociación colectiva.

“Los trabajadores de la actividad tenemos que tener la oportunidad de poder desarrollar nuestro propio gremio y nuestro propio futuro. Confiamos que va a ser rápido y que vamos a contar con el apoyo no solamente de Alberto, sino de los otros actores del movimiento obrero”, dijo Tosco.