Los sindicatos del Transporte nucleados en la CATT ratificaron durante una reunión con el Gobierno su decisión de no prestar servicios el sábado, continuando la modalidad que aplicaron el 1ro del corriente respecto a feriados. Esa dinámica tendrá continuidad si no aparecen soluciones concretas, advirtieron. La decisión se trazó en cuanto al reclamo por la quita salarial de Ganancias, el pedido de un pago extraordinario a jubilados y el condimento del estancamiento de la negociación paritaria de esos sindicatos. El Gobierno los citó para presentarles un informe de la situación respecto de los puntos que exigen "y más allá de que fue un diagnóstico prolijo, tampoco hubo novedad alguna", le reseñaron a BAE Negocios desde la CATT. La única alternativa para que los trabajadores del transporte presten servicios el 25M surgió de una propuesta de los dirigentes sindicales. Sin ampliar detalles, consideraron que no hay otra vía que encausar decisiones sobre lo requerido en materia de impuesto al sueldo y pago extra a jubilados bajo el compromiso que de mínima les garantice medidas progresivas. "La pelota quedó del lado del Ejecutivo nuestro reclamo ya cumplió cuatro años sin solución alguna", sintetizaron desde ese bloque sindical.

Las razones del pedido por los jubilados los exime de cualquier comentario adicional, empero la aplicación de la quita por Ganancias se traza sobre viáticos, pago de feriados y horas extras, lo cual pone de manifiesto que "se castiga a quien trabaja en un feriado", ironizaron.

De no mediar novedad en las próximas 48 horas ferroviarios, colectiveros, marítimos, fluviales y aeronáuticos no se presentarán a trabajar en el feriado patrio. La CATT fue recibida por el secretario de Trabajo, Lucas Aparicio, y su equipo técnico en el encuentro que se extendió por más de tres horas y al cual la dirigencia sindical fue convocada por "cédula de notificación". Encabezados por el titular de la CATT, Juan Schmid, estuvieron presentes también Omar Maturano ( La Fraternidad), Enrique Maigua (Señaleros), Mario Calegari ( UTA), Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) y Alejandro Kohan (Aeronavegantes). Postal del presente del movimiento obrero en tiempos de la gestión Cambiemos y a la sazón de condimentos cotidianos que posee esta esfera, en la CATT tomaron nota de que el sector más dialoguista de la CGT los apuntó ante el Ejecutivo Nacional como "responsables" del paro del 29M.

A evaluación de los de esa alternativa, desde la CATT reseñaron que "es de dominio público" que "antes y después" de la última reunión del consejo directivo de Azopardo, donde se decretó la huelga nacional, La Fraternidad, UTA en postura firme como también varios sindicatos confederados como los metalúrgicos de la UOM y Textiles (AOT) se habían manfiestado a viva voz por el paro.

Línea 60

El Gobierno decidió aplicar la conciliación obligatoria en el conflicto donde los choferes de micros de la línea 60 (ex Monsa) habían activado un paro tras el despido de dos trabajadores y en reclamo de la reparación de las unidades en mal estado. Néstor Marcolín, uno de los delegados enfrentados a la UTA reseñó que "la conciliación obligatoria e por cinco días hábiles, en un intento por destrabar el conflicto y normalizar los servicios".