El anuncio de la fórmula presidencial encarnada por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner generó un realineamiento por parte del sector de los gobernadores que hasta ahora venían jugando dentro de Alternativa Federal tras al binomio que desde el Frente Patriótico, le dará la batalla electoral a Cambiemos en las elecciones de octubre.

Esa decisión pone en terapia intensiva al espacio que lideran los gobernador Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), el senador Miguel Ángel Pichetto y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, los que pasaron de convocar a un encuentro multitudinario en Córdoba, a una reunión de emergencia a confirmar para el miércoles próximo en Buenos Aires.

Una vez hecho público el anuncio por parte de Cristina, de los diez gobernadores que supieron transitar la tercera vía electoral, cinco de ellos, Sergio Casas (La Rioja), Juan Manzur (Tucumán), Domingo Peppo (Chaco), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego) salieron a respaldar la candidatura presidencial de Alberto Fernández, vaciando de esa manera de contenido al espacio que buscaba diferenciarse de la polarización que hasta el sábado, enfrentaba al macrismo con la ex presidenta; en tanto que Gustavo Bordet (Entre Ríos), si bien saludó la fórmula, dejó abierto el "diálogo con todos los sectores".

"La decisión" de Cristina "es un acto de grandeza para superar grietas y un aporte a lo que necesitamos los argentinos para convocar a todos los sectores", dijo Peppo sin medias tintas a través de su cuenta de Twitter, y agregó que "no se trata de ganar una elección, sino de contar con hombres y mujeres que puedan gobernar y reconstruir la Argentina".

El tucumano Manzur felicitó al "amigo y compañero" Alberto Fernández "por su candidatura a Presidente de la Nación" y advirtió que la formula de las dos F, junto al peronismo unido terminará "con el ajuste salvaje de Macri" y volverá a poner "a la Argentina en la senda del crecimiento y la Justicia Social".

En tanto que Bertone, quien ya con anterioridad había pegado el salto de regreso al seno del PJ -estuvo el martes pasado en el cónclave partidario al que asistió Cristina-, dijo que "vuelve la esperanza para todos los argentinos por el camino de la unidad" y en un mensaje directo a Alberto Fernández, le dijo: "Sabés que podes contar con los fueguinos y los fueguinos sabemos que podemos contar con vos".

Otros dos gobernadores que a la fecha se habían mostrado reacios a sumarse al armado de Frente Patriotico, anunciaron su realineamiento. Por un lado Sergio Uñac (San Juan) alentó "a todos los compañeros que asumen los desafíos a los que nos enfrenta la realidad del país", felicitó a ambos precandidatos "por la actitud de ponerse a consideración de los argentinos" y subrayó que "el diálogo con los distintos sectores deberá ser el camino". En tanto que Carlos Verna (La Pampa) dijo que "la ex presidenta mostró amplitud y fue una actitud que intenta cerrar la grieta porque Alberto Fernández es más propenso al diálogo que Cristina".

También a través de un comunicado titulado "Chau a la grieta, hola a la Argentina", el Frente Renovador que lidera Massa consideró que la decisión de Cristina "abre un tiempo nuevo", pese a que horas después el tigrense revalidara sus aspiraciones: "Yo soy candidato a Presidente, hoy más que ayer, porque creo que tengo una enorme responsabilidad con la gente que me toca conducir, dentro de Alternativa Federal", dejando abierta una eventual definición.