La pelea no cesa entre el exministro macrista Luis Miguel Etchevehere y el Proyecto Artigas, organización social creada por su hermana Dolores Etchevehere para reclamar tierras familiares en Entre Ríos que, asegura ella, le corresponden. En un nuevo capítulo del conflicto, acusaron al empresario rural de "usurpar tierras" y le recordaron que cobró un salario complementario del programa estatal de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Las críticas de la agrupación de campesinos productores, representada por el dirigente social y abogado Juan Grabois, llegan luego de que Etchevehere tilde de "manga de vagos e inútiles" a los integrantes del Proyecto Artigas.

Sobre Grabois, el exministro de Agricultura había escrito en su cuenta de Twitter el domingo: "No es a mi a quien debe mostrar un comedor, que rinda cuentas de la fortuna que recibe cada semana y que maneja a su antojo. Hasta acá llego con el tema, ya que prefiero seguir trabajando de verdad en el campo mientras una manga de vagos e inútiles viven a costa del Estado sin rendir cuentas a nadie y cometiendo delitos".

La respuesta del Proyecto Artigas llegó este lunes, al remarcar lo que ven como contradicciones en la frase del expresidente de la Sociedad Rural en la que cuestiona a los "vagos que viven a costa del Estado": "Usted le usurpó tierras a una escuela pública. Usted estafó al Estado con créditos a tasa subsidiada para pequeños productores que se llevó a su bolsillo. Usted cobró el ATP", lo increparon.

Sobre la aseveración de que los productores ligados a Grabois "no rindieron cuentas a nadie", se preguntaron "dónde están los balances de las empresas" y si "realmente devolvió el bono de 500.000 a la SRA ( Sociedad Rural Argentina)".

También el Proyecto Artigas se preguntó "qué pasó con los dividendos de Etchevehere Rural S.R.L que se llevaba a su bolsillo". "No se olvide que Al Capone cayó porque no le cerraban los números", chicanearon, en una comparación con el famoso gánster estadounidense de los años 20 y 30.

Sobre promesa de que se abocará a "trabajar de verdad al campo", le marcaron a Etchevehere que "al tambo de Casa Nueva le faltan algunas refacciones" y "no cumple con las normas de salubridad", y le pidieron que "deje de proyectar" cuando atribuye supuestos delitos a los pequeños productores cooperativistas, al recordarle que él mismo está sospechado de "evasión fiscal, administración fraudulenta, vaciamiento, lavado de dinero, violencia, extorsión, estafa, trabajo esclavo, usurpación".

En declaraciones que generaron un fuerte revuelo, Etchevehere había sostenido que "a la gente le dan plata por no hacer nada y quedarse en la casa rascándose".

El ATP de Etchevehere

Etchevehere fue, efectivamente, beneficiario del ATP a través de Etchevehere Rural SRL, su empresa dedicada a remates de hacienda en Entre Ríos. Cada uno de sus 50 empleados, incluido el propio exministro, cobró un porcentaje de su sueldo por parte del Estado, equivalente a entre uno y dos salarios mínimos.

Según registros oficiales, el salario complementario de Etchevehere se había habilitado el 22 de mayo del año pasado, aunque luego lo tuvo que devolver, debido a que no correspondía que lo cobre: el sector ganadero nunca paró de trabajar en la cuarentena por ser considerado "esencial" y por lo tanto no se había visto afectado por la pandemia.

El empresario explicó que cobró el ATP porque es "empleado de la firma" y que su familia (la parte empleadora) hizo la inscripión porque "a principio de abril, cuando el Gobierno anunció que habría ayuda para las empresas, se precisó que se inscriban todas las empresas para ver si calificaban para recibir el beneficio", pero, al no ser esencial, "tres o cuatro semanas después fue rechazada" su solicitud, aseguró Etchevehere en declaraciones al sitio Análisis Digital.

Pero, de todas formas, cobraron el beneficio el 26 de mayo: "Sin haberlo solicitado nos depositaron en los CBU de los empleados un monto x, de acuerdo al sueldo de cada uno. Averiguamos ese mismo día como devolver ese dinero, porque la consignataria siguió trabajando", sostuvo. La devolución se hizo efectiva mediante un "Volante de Pago Electrónico" (VEP), según afirmó luego.