La Mesa de Enlace advirtió este viernes sobre el "riesgo que implica para todos los argentinos la creciente voracidad fiscal que atenta contra la producción y el desarrollo del país" y consideró que en adelante "es necesario el camino del diálogo sincero y franco", al hacer un balance del cese de comercialización que concluyó anoche.

Aunque el lock out o paro del campo se produjo como consecuencia directa de la decisión del gobierno de aumentar las retenciones al complejo sojero, aunque fue segmentada para que sólo afecte a los que producen más de mil toneladas, los representantes de los productores hablan de una presión impositiva general.

"La medida de fuerza ha sido un modo de expresar el ahogo en el que estamos inmersos los productores agropecuarios", señalaron en un comunicado las cuatro entidades que la conforman, la Sociedad Rural Argentina (SRA), la Federación Agraria Argentina (FAA), la Confederación Intercoolperativa Agropecuaria (Coninagro) y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

Aunque el gobierno afirmó que la medida de fuerza tuvo poco impacto, las consecuencias se verán en los mostradores de las carnicerías, ya que el precio de la hacienda comercializada en el Mercado de Liniers tuvo una suba de hasta un 15% en los remates y representa un incremento en el valor de los cortes en los mostradores de $30 a $40 por kilo.

La Mesa de Enlace consideró que durante la medida "se mostró el compromiso que mantuvieron los productores con la paz social" y destacó "el hecho de que no se dejaran llevar por las provocaciones ni por la escalada discursiva que se impulsó desde algunos sectores".

Esto "permitió llegar a toda la ciudadanía con el mensaje de concientización acerca del riesgo que implica para todos los argentinos la creciente voracidad fiscal que atenta contra la producción y el desarrollo del país, tan necesario en este momento", añadió el comunicado.

En este contexto, el nucleamento consideró que "para superar cualquier obstáculo es necesario el camino del diálogo sincero y franco y así poder construir una Argentina mejor para los próximos años".

"Los productores seguiremos proponiendo un esquema tributario basado en el impuesto a las Ganancias y que permita un tratamiento impositivo diferenciado y progresivo, mejorando la propuesta de segmentación ofrecida por el Gobierno", concluyó la Mesa de Enlace.