Tras quedar sin fueros por decisión de la Cámara de Diputados, el exministro de Planificación, Julio De Vido, se entregó en los tribunales federales de Comodoro Py y luego fue trasladado al Hospital Penitenciario de Ezeiza, donde permanecerá hasta que la Justicia defina su lugar de detención.

Cerca de una hora después de la votación en la Cámara baja, De Vido sorprendió al presentarse en los tribunales junto a su abogado Maximiliano Rusconi para entregarse, cuando todas las miradas estaban puestas en su domicilio.

En ese momento efectivos de Gendarmería se habían trasladado al departamento del exfuncionario ubicado en avenida Libertador al 2200 con la intención de detenerlo, mientras que grupo de personas también se había autoconvocado allí para repudiarlo. Al llegar a Comodoro Py, De Vido le envió un mensaje a la diputada Elisa Carrió, luego de que ésta celebrara su orden de detención la semana pasada: “Mándenle champán a la doctora Carrió”, aseguró el exministro al ingresar al edificio, por la entrada de la calle Letonia.

Una vez dentro, se presentó en el cuarto piso, donde se encuentra el juzgado de Luis Rodríguez, quien tiene a cargo la causa en la que se lo acusa por supuesta malversación de fondos públicos a través de Yacimiento Carboní- fero Río Turbio (YCRT) y allí se formalizó su detención.

El exministro se negó a responder preguntas y se remitió a un escrito presentado el lunes pasado en esa causa.

Sin embargo, según pudo saber NA, le apuntó a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, por supuestamente aprovechar su detención para “montar un show mediático” a través de la Gendarmería y a pedido del presidente Mauricio Macri.

Tras ese trámite y luego de que el Juzgado de Claudio Bonadio lo notificara de su arresto preventivo por los sobreprecios en la compra de gas natural, el exfuncionario fue trasladado a bordo de una camioneta del Servicio Penitenciario Federal al Hospital Penitenciario Federal de Ezeiza.

En medio de un fuerte y espectacular operativo de seguridad, De Vido salió sin ser visto, ya que fue cubierto por escudos de efectivos de las fuerzas de seguridad.

En el hospital penitenciario se le realizarán los exámenes médicos de rutina -que podrían demorar hasta 48 horas- y luego la Justicia determinará si queda alojado en ese centro, en la cárcel de Ezeiza o es llevado a Marcos Paz.

Rodríguez había pedido la detención del exfuncionario en la causa por la presunta malversación de fondos en Río Turbio, mientras que el juez federal Claudio Bonadio había hecho lo mismo en el marco de la investigación por presuntos sobreprecios en la compra de gas licuado natural.

El argumento de la Justicia para solicitar su desafuero y posterior arresto se basó en la posibilidad de que De Vido pudiera entorpecer las investigaciones si seguía en libertad.