El alza de contagios por el coronavirus y la suspensión del viaje a Catamarca por el caso positivo del intendente, Martín Insaurralde, generaron dudas en la agenda del Presidente Alberto Fernández, quien había confirmado su presencia en la cuidad de Rosario el sábado para los festejos patrios por el Día de la Bandera, pero hoy decidió cancelarlo.

Fuentes allegadas al Gobierno de Rosario confirmaron a BAE Negocios que el mandatario no asistirá al evento en el típico festejo en el Monumento a la Bandera por prevención ante el avance del coronavirus. Una festividad que esta año no será una más ya que este 20 de junio tiene la  particularidad de que se cumplen 200 años de la muerte de Manuel Belgrano. Los festejos, "por ahora están en pie", aseguraron  

El viernes pasado, Alberto suspendió un viaje a Catamarca cuando estaba en La Rioja y se confirmó el caso positivo del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. En la comitiva presidencial viajaba el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, quien había estado con el funcionario infectado días atrás.

En Rosario garantizan que se cumplirán con todos los protocolos sanitarios para esperar la visita presidencial. "Va a ser un acto particular. No va a ser de concentración masiva para seguir con los cuidados sanitarios. Tampoco habrá comitiva masiva del Presidente. Hay un protocolo de salud elaborado por los tres niveles, nacional, provincial y municipal", recalcó el intendente Pablo Javkin en declaraciones radiales.  

Rosario es una de las ciudades con menor tasa de contagiosidad del Covid-19 y se encuentra en fase 4 de la cuarentena. Pero ante la pandemia, las autoridades locales prepararán una celebración limitada y con una jura de la bandera de manera virtual para los chicos de cuarto grado. 

El fin de semana, Alberto había confirmado la asistencia a los actos. "Voy a ir. ¿Cómo no voy a estar el Día de la Bandera en Rosario? Vamos a cuidarnos, nada más”, había asegurado en una entrevista radial el Presidente, que llegará a Santa Fe en medio del revuelo tras el anuncio por la intervención estatal y expropiación de la empresa agroexportadora Vicentin.

Desde la oposición, el diputado provincial, Walter Ghione, rechazó la visita presidencial. "iNo es recomendable que @alferdez venga a # Rosario en el #DíaDeLaBandera en estas circunstancias! En nuestra iniciativa pedimos que se abstenga de visitar la ciudad con el fin de preservar la situación epidemiológica y no poner en riesgo a la población #AlbertoQuedateEnCasa", había publicado el legislador en las redes sociales. 

La última vez que Fernández estuvo en Rosario fue febrero por el 208 aniversario del primer izamiento de la bandera junto al gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y el intendente Pablo Javkin. El Día de la Bandera suele festejarse donde se izó por primera vez el pabellón nacional y asisten los jefes de Estado. Éste sería el primer 20 de junio de Fernández como presidente, pero por la pandemia algunos sectores políticos pregonan que no visite la ciudad. Por otra parte, el diputado provincial y ex gobernador socialista, Miguel Lifschitz, pidió “no exagerar” con la visita del jefe de Estado. “Está bien que el 20 de junio no pase desapercibido”, afirmó el legislador.