El comisario Daniel García, jefe de la Policía Bonaerense, fue desplazado este viernes y será reemplazado por el comisario mayor Julio Poles, tras las manifestaciones ocurridas en reclamo del aumento salarial.

García quedó fuertemente debilitado, luego de que, durante las protestas de Puente 12, el comisario salió a hablar con los manifestantes, pero fue callado por los uniformados. Luego de que finalizara el levantamiento policial, se especulaba con cambios en la cúpula de la fuerza de seguridad.

Pero este no fue el único cambio: la Superintendecia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado, de la que estaba a cargo de Daniel Agüero, también sufrirá modificaciones. El reemplazo será el comisario general Horacio Manuel Jacquet. Agüero pasará a ser responsable de Inteligencia. 

Otro cambio posible que se baraja este viernes es el pase a retiro del jefe de la Superintendencia de Seguridad Interior Norte, Gustavo Bustamante, y de la Superintendente de Investigaciones.

Mientras, se esperan sanciones para unos 1500 efectivos bonaerenses  que participaron frente a la Quinta de Olivos, en Puente 12 y en otros puntos y que de acuerdo a declaraciones del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, estaban "drogados y borrachos".

Berni apuntó a la Policía Local como causante de las acciones. "Es un sector minúsculo que venimos diciendo que no pueden ser policías. Es gente que se incorporó en seis meses, se les dio uniforme y arma", lanzó.