El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, respaldó este jueves a su par bonaerense Sergio Berni y sostuvo que Nación y provincia de Buenos Aires trabajan en conjunto para advertir sobre el riesgo de consumir cocaína adulterada.

También alertó que "puede haber más" de esta sustancia que causó hasta el momento la muerte a 20 personas y la internación a otras 49 en distintos centros asistenciales del conurbano bonaerense.

"A la noche hablé con Sergio Berni, tipo 20, estaba yendo a una cena -raro el ministro- y me pidió que le diera una mano con el tema de advertir que puede haber más de esta sustancia adulterada y que genera muertes", señaló el funcionario nacional.

"Lo que estamos buscando es advertir que puede haber más de esta sustancia adulterada que genera muerte. Hay que decirles a aquellos que consumen que la situación es muy mala y muy incómoda en estas 48 horas, por lo menos hasta que las fuerzas de seguridad sigan avanzando con las investigaciones", afirmó el ministro en rueda de prensa.

El apoyo de Aníbal Fernández a Sergio Berni tras la polémica

Sobre la relación con el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, y la cooperación de las fuerzas de seguridad nacionales en este caso puntual, Fernández contó que desde la provincia le pidieron "una mano para advertir" sobre el consumo de esta sustancia.

"Eso lo asumí como propio de la responsabilidad de los que combatimos el narcotráfico y de los que estamos constantemente diciendo lo malo que son las sustancias de estas características", agregó Fernández, quien dijo no tener diferencias con su par provincial.

"Abono la posición que él (por Berni) tuvo para advertir sobre lo que estaba pasando. Si bien la lucha contra la droga es permanente y constante, en este caso hay que insistir a quienes consuman que tengan la precaución de no hacerlo porque lo que hay en los barrios es veneno", remarcó.

Así, el titular de Seguridad nacional dio por terminada la polémica que se generó a raíz de un tuit suyo del miércoles, en el que ironizó sobre el pedido de Berni para que la gente "descarte la droga que compró en las últimas 24 horas".

Ayer por la tarde, Aníbal Fernández posteó en su cuenta de Twitter la imagen de un meme que se viralizó a raíz del episodio, que afirmaba que en diversos países se dice que "el consumo de drogas mata", pero que en Argentina se dice "el que compró drogas las últimas 24 horas, descártela porque es de la mala".

Poco tiempo después, borró el tuit y publicó en cambio una aclaración: "Dejemos las cosas en claro. Acordé con Sergio Berni ayudarlo a tratar de advertir respecto del consumo de droga, atento a lo que estamos viendo. Mis compañeros subieron esa imagen suponiendo que ayudaría. Me pareció un horror y lo borré. Si alguien sé sintió mal, pido disculpas".

La investigación por las muertes por cocaína adulterada en la Provincia

Fernández también puntualizó que "están interviniendo las fuerzas de seguridad de Nación en colaboración con la provincia" porque "tienen un contacto permanente en el contexto de la lucha contra el narcotráfico".

"Este caso es un tema que tiene que ver con venta de una sustancia prohibida. Nosotros estamos trabajando en colaboración con la provincia de Buenos Aires en todo lo que sea necesario", insistió.

Luego, en declaraciones a C5N, dijo: "Nosotros -fuerzas federales- no estamos llevando la investigación" y explicó que "la está llevando la provincia de Buenos Aires, pero nosotros estamos a disposición de ellos en todas las formas".

"Nuestras fuerzas, en lo que refiere a drogas peligrosas, tienen contacto permanente con las fuerzas provinciales", expresó el ministro y sostuvo que "la Policía Federal está en contacto con los funcionarios de Salud bonaerense y puso a disposición los laboratorios de la Federal para todo lo que quieran investigar".

Fernández señaló que se trata de "un delito federal, pero hay una ley que ya tiene varios años que les permitió a las fuerzas provinciales actuar en temas de narcotráfico".

En ese sentido, sostuvo que la lucha contra el narcotráfico "es una guerra que no es de igual a igual, pero estamos dispuestos a darla".