La Corte Suprema de Justicia avaló el traspaso de jueces al fuero federal sin concurso previo o bien dentro del fuero, en línea con los deseos del Poder Ejecutivo, hasta que se expida el Congreso sobre dichos cargos.

Lo hizo la Corte ante el pedido de aclaración que hizo el Consejo de la Magistratura y el Gobierno a raíz de la inhabilitación del Tribunal Oral Federal 9, el cual había sido designado para llevar adelante los juicios por encubrimiento de AMIA y de la causa conocida como "la ruta del dinero K". No obstante, ratificó la resolución de ese tribunal oral.

La Corte Suprema se expidió respecto al tema y también, aunque sin nombrarlos, sobre aquellos jueces que cambiaron de fueron sin concurso previo o bien aquellos movimientos de magistrados dentro del fuero federal.

Según señaló la Corte, los traslados de jueces del fuero ordinario nacional al federal deberán pasar por el Senado pero por ahora mantienen los cargos.

Los casos a los que referenció la Corte Suprema, aunque sin nombrarlos, son el del juez de la Cámara Federal de Casación Penal Carlos Mahiques quien antes estaba en la Cámara ordinaria y fue trasladado sin previo concurso.

También al del camarista federal Leopoldo Bruglia, integrante Sala I de la Cámara Federal porteña, quien antes era integrante del Tribunal Oral Federal 4 y cambió de cargo también sin concurso previo.

Si bien la Corte aclaró que por ahora seguirán en sus cargos y sus actos son válidos, los pliegos deberán ser evaluados por el Senado: se trata de dos jueces claves de Comodoro Py, puesto que definen sobre casos de corrupción que comprometen tanto a la gestión de gobierno anterior como a la actual.

La Corte consideró "imprescindible remarcar que el mecanismo de traslado de magistrados resulta un sistema de marcada excepcionalidad". La acordada fue firmada por Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, y aclara que "deberán cesar cuando concluya el procedimiento constitucional previsto para la cobertura de los cargos respectivos".