El gobernador Juan Manzur destacó la importancia del aislamiento obligatorio que permitió en Tucumán sumar nueve días consecutivos sin nuevos contagios de coronavirus, pero marcó la necesidad de que la gente "siga acompañando y evite salir a las calles a menos que sea absolutamente necesario", al tiempo que aclaró que en todo el territorio provincial no se flexibilizará la cuarentena obligatoria porque "tiene características especiales al tratarse de una provincia pequeña y muy densamente poblada".