El secretario general de la Unión Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, afirmó que "no se tiene que ver la paritaria como un ring" y pidió revisar la estrategia de negociación del Frente de Unidad Docente ya que "hay que tener un sano equilibrio entre protesta y diálogo".

"No descarto un escenario de conflicto pero sí tengo un compromiso muy fuerte con que se inicien las clases porque los chicos tienen que estar en las aulas, y eso no es responsabilidad exclusiva de los gremios, sino que el Estado tiene que hacer un esfuerzo y también colaborar en ese sentido", dijo Romero en diálogo con radio Continental.

No descartó un confl icto pero destacó su “fuerte compromiso con que se inicien las clases”

Las declaraciones del titular de la UDA se producen a horas de que comience la negociación paritaria con los gremios docentes en la provincia de Buenos Aires. La gobernadora María Eugenia Vidal los convocó para mañana, a las 17, en la sede del ministerio de Economía provincial.

Para Romero, "no ha habido una estrategia correcta" de los gremios docentes, aunque precisó que no personaliza la crítica en el titular de Suteba, Roberto Baradel, sino que "el frente en su conjunto debe darse una nueva estrategia".

"Hay que tener un sano equilibrio entre protesta y diálogo, así que estamos mirando con mucha preocupación este escenario, y creemos que no hay que darle la espalda al empleador", sostuvo Romero.

En esa línea, el dirigente indicó que "hay que sentarse, dialogar mucho y las partes tienen que ceder" porque "no se tiene que ver a la paritaria como un ring sino como una instancia de diálogo y, desde allí, tratar de superar las diferencias. Ese es el equilibrio sano que buscamos, tener un cambio de estrategia para beneficiar al docente en su salario".

"El colectivo docente de la República Argentina está bastante molesto, primero por haber herido de muerte la negociación salarial con el Ejecutivo nacional, que es un error de estrategia", dijo Romero, y también porque "hay una desigualdad en el salario inicial tremenda: no hay dos provincias que paguen igual salario".

Es que -según dijo el gremialista- "en general los salarios en la Argentina están deprimidos; particularmente el salario inicial docente, que es cuando el educador inicia su carrera", y consideró que "lo que se ha hecho hasta ahora" en materia de negociación salarial "no ha podido despegar al salario, en la provincia de Buenos Aires, de la línea de pobreza".