El legislador tucumano de Fuerza Republicana Ricardo Bussi obtuvo resultados positivos para coronavirus tras volver de un viaje a Brasil hace un mes, aunque niega que la transmisión se haya dado allí. Según contó, la semana pasada recibió a "un sinfín de personas" en su oficina y el martes participó de una sesión en la Legislatura provincial.

El hijo del genocida Antonio Bussi relató que regresó de Brasil el 20 de febrero. El lunes 16 de marzo, hace una semana, tuvo "problemas gástricos", y al día siguiente su médico le diagnosticó "gastroenteritis" --"muy frecuente en mí", resaltó--. Ese mismo día fue a una sesión en la Legislatura de Tucumán, cuando ya regía la suspensión de clases en todo el país y se recomendaba evitar las grandes aglomeraciones de gente. "A la tardecita tuve fiebre. Llamé a mi obra social, y me recomendó dar aviso", contó.

"Desde el martes no salgo de mi casa. El miércoles me tomaron las muestras, y hoy (por ayer, domingo) me dieron el resultado positivo. Estoy desde el martes asintomático", aseguró a través de redes sociales.

El legislador dio a conocer su diagnóstico a través de un video en el que asegura sentirse "saludable, muy enérgico", razón por la cual le sorprendió que diera positivo. Ante esta noticia, descartó haber llegado de Brasil con el virus.

"Yo no vengo de un viaje al extranjero como dice (la revista) Contexto, yo llegué de Brasil el 20 de febrero, por lo cual ese viaje está fuera de toda sospecha", aseguró, y justificó que la transmisión puede haberse dado porque es "un legislador que recibe a todo el mundo" en su despacho y que por su función es "una persona expuesta". "Lamento infinitamente los daños que pude haber causado", manifestó.

A través de un comunicado, admitió: "En los últimos días, estuve en contacto con un sinfín de personas que acudieron a mi oficina por audiencias que tenían programadas y que por diversas razones debía atender".

"Quiero llevar tranquilidad a toda la comunidad e informarles que me encuentro en buen estado de salud, sin fiebre, tomando todos los recaudos necesarios y respetando la cuarentena a la que me he sometido", sostuvo en el texto.

Desde que volvió de Brasil y hasta el día en que se puso en cuarentena, Bussi presentó una serie de proyectos vinculados a la prevención del coronavirus e incluso hizo varias publicaciones para generar consciencia en sus redes sociales, con un llamado a "respetar la cuarentena".

"Si volviste de viaje de algunos de los países afectados por el #Coronavirus #QuedateEnTuCasa. ¡Hay grupos de riesgo como los mayores de 60 y los inmunodepresivos que te necesitan!", compartió en Twitter el 15 de marzo. Dos días después, el Gobierno nacional agregó a Chile y Brasil al listado de zonas de riesgo.

El 15 de marzo, también, comunicó su decisión de "licenciar, hasta nuevo aviso" al personal que trabaja en su oficina de la Legislatura "y así minimizar la circulación del virus".