Todos estamos hablando de un Pacto Social ¿pero de qué se trata el mismo? Por ahí responderemos: es un acuerdo entre los distintos sujetos de la sociedad léase gobierno; sindicatos; partidos políticos; sociedades intermedias; grandes; medianas y pequeñas empresas; movimientos sociales; iglesia, ONGs, etc.

¿Para que es el acuerdo? Supuestamente, para generar políticas de Estado. ¿Y cuáles serían esas políticas de Estado? Esa es la parte más fácil, porque enumerar es fácil. Una breve lista de interrogantes: trabajo, producción, salud, vivienda, educación, previsión social. Esto sería fácil.

La consulta es cuáles sería, entonces, los contenidos de todos esos conceptos? Y por acá empieza el problema. ¿Jubilación Pública o Privada? ¿Mixta? Lo mixto siempre termina siendo privado. ¿Mercado Interno, predominante o Mercado Externo Predominante? ¿Economía de Mercado – monetarista – o Proteccionista? ¿Educación Pública o Privada?

Siempre la pública de calidad y la privada subsidiaria, pero habrá acuerdo en esto? Se abren dudas. Los sectores son muchos y diversos . “todos tenemos que ceder en algo...” o  aportar algo? Muy fácil decirlo y hacerlo en los países desarrollados pero difícil para concretarlo en los países subdesarrollados. Algunos dirán por qué  tiene que ser uno u otro.  No seguimos con la “grieta” de esta forma, en realidad ese abismo merece otro tipo de desarrollo .

Sucede que termina siendo uno u otro, porque aún no se ha definido el modelo de país que queremos. Entonces no queda otro remedio que ponerlo en esos términos.  Cómo puede ser, entonces, que los países desarrollados puedan acordar políticas de Estado?

Porque en la mayoría de ellos, las diferencia entre partidos y/o sujetos políticos es cosmética y no de fondo. Demócratas y Republicanos en EEUU, unos son imperialistas y otros no? Ambos coinciden en serlo y, esta sí es una política de Estado. ¿La carrera armamentista es diferente la de uno que la de los otros? No. ¿Demócratas y Republicanos luchan por un modelo distinto de país? No. Solo se diferencian en el maquillaje; lo mismo ocurre con los Conservadores y Socialistas (España), los Socialistas y Conservadores ( Francia) y otros casos.

En ninguno de esos países se juega un modelo de país distrinto, por eso llegar a acuerdos de políticas de Estado es bastante fácil. Y asoma también el interrogante del Pacto de la Moncloa, el mismo fue un acuerdo de transición entre Dictadura y Democracia.  Allí cualquier cosa que tuviere un signo distintivo que se asimilara a valores democráticos eran “importantes” y beneficiosos para la transición.  De la terrible dictadura de Franco a la primera etapa de la Democracia Española cualquier cosa era mejor. Porque allí se jugaban  cuestiones muy distintas a las argentinas, fundamentalmente en términos políticos: liberación de los Presos Políticos; libertad de prensa; libertad de  reunión; libertad de expresión.

Cosas que, obviamente, en nuestro país no se tienen que negociar. Además, "gracias" a la transición se acordaron normas que para nosotros serian “flexibilizadoras”, como por ejemplo: el contrato por tiempo indeterminado no es la regla, sino que es un contrato más dentro de lo que se denomina el Estatuto de los Trabajadores; despido libre de 5 empleados cada 100.

La mixtura desde el vamos de la previsión social con una base muy pequeña estatal y un sistema de capitalización por sobre el sistema público. En los países latinoamericanos se necesita, primero, salir de la dependencia, lo que impone la soberanía política y la independencia económica. Una vez logrado ello, podremos empezar a pensar en un Pacto Social, sin dejar de remarcar las grandes diferencias ideológicas que reinan en la Argentina.

 

(#) Abogado laboralista, experto en Derecho Sindical y Politólogo

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos